Este restaurante tiene las mejores tostadas a la francesa de Miami Beach

Sólo entrar a The Dutch, después de pasar por despampanante lobby del W South Beach, es suficiente para saber que uno está a punto de disfrutar un desayuno diferente: el restaurante comienza con un rótulo de “Bakery” en donde destacan grupos de panecillos recién horneados.

The Dutch – Bakery

La decoración de The Dutch es moderna y a la vez acogedora. Su enorme pared de ladrillos bancos, en la que se destacan modernos cuadros y espejos, conduce hasta una cocina abierta, en donde se preparan con afán lo que Zagat ha descrito como algunos de los mejores “power breakfasts” de Miami y de donde yo aseguro salieron las mejores tostadas a la francesa que he saboreado en Miami.

The Dutch, W Hotel, Miami Beach, FL

Se trata de una receta en donde las tostadas no salen escurriendo grasa. Sus gruesas rebanadas de pan horneado en el propio hotel, son esponjosas y vienen adornadas trocitos de nueces y banana fresca. Su sirope de arce no es un dulce que empalaga, sino que agrada.

Otro “must” en el menú mañanero del restaurante  The Dutch son sus huevos benedictinos con langosta –si, de vez en cuando hay que consentir el paladar al estilo del jet set. El “touch” distintivo (además de la langosta), es que el chef le ha dado un twist de cilantro, distinguiendo así la receta con un sabor latino.

La carta también destaca un burrito de huevos con pico de gallo y chorizo, los cuales lamenté no probar, ya que mi mesa ya estaba llena, pero la pareja que estaba a mi lado la devoró tan rápido que entendí  que estaba bueno.

Para quien quiera probar de todo un poco todos los días The Dutch ofrece un mini buffet. Se llama “Breakfast Table”, y por $40 se puede disfrutar de una variedad de carnes frías, quesos, panecillos dulces y salados, pancakes, yogures, cereales y huevos preparados  al gusto por el cocinero de turno, así como café o té. ¡Ah! También hay una selección generosa de frutas.

Un dato importante es que The Dutch usa productos orgánicos, frescos. Muchos de ellos vienen de granjas cercanas, como Swank Specialty Produce (en Loxahatchee Groves, en Palm Beach), que es una de las favoritas por reconocidos chefs.

Quien prefiera  puede comer “al fresco” en el área del jardín. El restaurante también está abierto para el almuerzo y la cena. Después de mi grata experiencia en el desayuno, sin duda estas son dos buenas excusas para regresar pronto.

Comments