Zulema Cruz y Boncó Quiñongo, una locura controlada

 

La comediante Zulema Cruz busca risas con su obra 'Cada loco con Zulema.'

1b5ZLN.Em_.84.JPG

Por Alberto Sánchez

El problema de las mujeres para encontrar pareja, por lo selectivas que se ponen a la hora de escoger, es algo que cada día se hace más crítico en la ciudad de Miami, un tema que la actriz, escritora y comediante Zulema Cruz aborda este domingo 17 en el Teatro Manuel Artime, en el espectáculo Cada loco con Zulema.

En su monólogo de estreno, con el que celebra más de tres décadas de carrera, alerta que las mujeres se están quedando sin opciones porque cada día esperan más de los hombres. Ella, que se ha casado cinco veces, asegura tener cierta experiencia en el asunto.

“Nos ponemos inconformes, difíciles, exquisitas”, dice. “Estamos obsesionadas. Queremos que el tipo tenga dinero, sea joven, bien parecido, un buen carro, modales, elegante, que sea esto, o que sea aquello. ¡Es que pedimos demasiado!”, se lamenta. “Estuve investigando, y me enteré de que hay siete mujeres para cada hombre en este planeta, y de esos siete, a veces cuesta trabajo que aparezca aunque sea uno solo”.

“Sin embargo, en el reino animal es al revés”, comenta casi pidiendo auxilio. “¡Hay más hembras que machos, por Dios! Por eso ves que las leonas, por ponerte un ejemplo, no tienen pelo, no se arreglan, no se bañan, no se pintan, y es porque en la selva, les sobran los leones. Por eso mi consejo es que hay que conformarse con lo que aparezca, porque la vida está muy dura”.

El espectáculo cuenta con los humoristas Boncó Quiñongo y Osvaldo Doimeadiós como invitados. “Doimeadiós viene de Cuba, él me envió la presentación del show, que se apoya en mis cinco relaciones, hará un monólogo [sorpresa], y representará un segmento de su conocido personaje Margot, que fue muy popular en el programa Sabadazo, de la televisión cubana, aquel que conducía Carlos Otero”, cuenta Cruz.

En el espectáculo la actriz le hará también un pequeño homenaje a Alvarez Guedes con el monólogo del cubano que se va para Pensilvania, y otro al humorista cubano Héctor Zumbado, que los cubanos recuerdan por El tipo que creía en el sol. Dice que a última hora incluyó a Xiomara, la maquillista, y a Nancy, la recepcionista, sus dos personajes más conocidos y atolondrados del momento, que interpreta semanalmente en el espacio TN3 del canal América Tevé.

Boncó Quiñongo, cuya participación en el espectáculo Zulema describe como “el momento más oscuro del show”, tendrá a su cargo un monólogo que discurre sobre el cambio que ha dado después que llegó a Estados Unidos. Este domingo 17 celebra sus 25 años de carrera, que comenzó en Cuba con el grupo Paola La Paga.

“El monólogo trata un poco de eso”, explica bromeando. “De los cambios que han ocurrido en mi vida. Antes en el barrio cuando me veían venir, decían ‘Cuidao con el negro’, y ahora aquí en Miami dicen ‘Mira qué negro más cuidado’, en eso se basa. Con Zulema", añade, "he trabajado varias veces, y compartimos la obra Chicho y Chocha. Yo la admiro desde que la vi por primera vez en Cuba”.

A Cruz la recuerdan por su trabajo en Cuba en las parodias La Esclava contra el Arabe, Cuéntame tu vida sin avergonzarte, y El bateus de Amadeus, con el Conjunto Nacional de Espectáculo, grupo teatral que dirigía el humorista cubano Alejandro García “Virulo”. Entre 1991 y 1993 fue artista exclusiva de Televisa en la que trabajó en las telenovelas El noveno mandamiento, con Francisco Gattorno, y El alma no tiene color, con Celia Cruz. Entre el 1994 y el 1998 condujo el espacio Ritmo son, en el que entrevistó a personalidades de la música popular como Marc Anthony, Los Tigres del Norte, Tito Puente, y Oscar D’León.

Como dice ella, aterrizó en Estados Unidos en marzo del 2003, donde tuvo que empezar de nuevo. “He tenido que pagar dos veces”, dice refiriéndose a sus dos comienzos en el exilio. Sus primeras presentaciones las hizo en la discoteca Azúcar, invitada por Alexis Fernández “Marytrini”, y en el club La casa de La Medina. Entre sus personajes más conocidos están Toña, la mamá del camarógrafo, en Escándalo TV, que conducía Charytín, y trabajó en Casados y algo más, y Seguro que Yes, de América Tevé.

En México tuvo un pequeño papel en la película Before Night Falls (2000), basada en las memorias del escritor cubano Reinaldo Arenas, protagonizada por Javier Bardem.

“Pero me había quedado con las ganas, siempre he querido hacer cine, cuenta, y la segunda oportunidad se me dio hace poco, y la aproveché. En Cuba acabo de trabajar en Los primos, uno de los cuentos de la película Bocaccerías habaneras, dirigida por Arturo Sotto, en la que hago el papel de una madre que pasa mil trabajos para casar a su hija. A principios de diciembre regreso a La Habana invitada al Festival Internacional de Cine Latinoamericano. La película compite por Cuba, y yo voy a estar allí”.

Speak Up!