XXVII Festival Internacional de Teatro Hispano: ‘Infieles’, el exilio interior

 

Teatro Prometeo inaugura la Compañía Prometeo

13FDBX.Em_.84 (1).jpeg

CHELY LIMA | ESPECIAL/EL NUEVO HERALD

Como parte del XXVII Festival Internacional de Teatro Hispano de Miami, Teatro Prometeo inaugura la Compañía Prometeo con la presentación de Infieles, del dramaturgo chileno Marco Antonio de la Parra, dirigida por el estadounidense descendiente de mexicanos Ernest A. Figueroa, productor ejecutivo de Broad Stage en Los Angeles y fundador de Director’s Lab West.

La obra trascurre a fines de la década de 1980 y narra las desventuras de cuatro individuos de la clase media chilena, atrapados entre sus necesidades vitales y el triple cepo de la monogamia, un esquema familiar que no funciona y la imposibilidad de ser consecuentes con sus ideales de juventud. En tanto plasma la crónica del quiebre existencial de toda una generación, De la Parra mezcla el tema de la infidelidad amorosa con la angustia del exilio interior, esa suerte de sentimiento de haber sido expulsados de un tiempo más pleno, que acecha a los que deben afrontar la inexorable mutabilidad de un mundo que creyeron inmutable.

Uno de los factores más interesantes de Infieles es su intrincada pero armónica dramaturgia interior, donde el hilo de la trama no se limita a contar los hechos en forma cronológica, sino que se introduce a profundidad en la psiquis de los personajes, creando niveles subterráneos de diálogos que revelan las íntimas verdades de cada cual, y se agregan a lo que se manifiesta de un modo consciente. Un punto a desfavor es que no siempre la calidad del lenguaje corre pareja a la originalidad del diagrama dramatúrgico, ya que a ratos los parlamentos de la pieza se resienten con ecos de una cursilería que revela la dificultad que ha tenido parte de la literatura latinoamericana en liberarse de los manoseados remanentes del romanticismo.

El acertado trabajo de iluminación y el de musicalización se suman a una escenografía de buen gusto que se propone reproducir el escenario psicológico de los personajes, basándose en detalles esenciales del escenario físico real, pero no bastan para compensar la débil hechura de la puesta, que necesitaría de un desarrollo más sutil, menos previsible, a la altura de la intensidad de los vericuetos psicológicos de estas cuatro trágicas criaturas del dramaturgo chileno.

Por otra parte, los constantes cambios que Daniela y Felipe, Andrea y Carlos sufren en el transcurso de la historia, y su permanente entrar y salir de sí mismos, exigía un ritmo dinámico pero sostenido que aquí se resquebraja por lo endeble del trabajo actoral. La venezolana Cristina Ferrari en el papel de Andrea, la amante llena de sueños, y el chileno Boris Roa como Felipe, el poeta frustrado, consiguen dar cierto vuelo a la pieza, pero Daniela, la convencional madre de familia, y Carlos, el marido lleno de despecho, representados por Hannah Ghelman (Venezuela) y Guillermo Pérez (Argentina), no están lo suficientemente interiorizados, y sus complejas exigencias como caracteres no llegan a satisfacerse, por lo que originan en quienes los llevan a escena constantes salidas del tono correcto o les hace tropezar una y otra vez en los abigarrados parlamentos de la obra.

Siendo como es bienvenido el nacimiento de una nueva compañía profesional que ofrezca un repertorio en idioma castellano, esperamos confiados que Prometeo y sus jóvenes integrantes continúen puliendo su arte para traer un nuevo aire al panorama artístico de Miami, como tan esperanzadamente desean.

Speak Up!

ThemeKey Debug Messages
Current theme: miamiv5
No match: "system:host = m.miami.com >>> miamibootstrap"
Using default theme.
These are the current values of all available ThemeKey Properties. By clicking the value you can start creating a corresponding Theme Switching Rule.