Vida nocturna: Villa Azur Restaurant & Lounge

 

Un rincón del Sur de Francia en Miami Beach

460-1jxdTG.Sk_.84.jpg

IVONNE GÓMEZ | IGOMEZ@ELNUEVOHERALD.COM

Villa Azur es un rincón, en medio del vibrante estilo de Miami Beach, diseñado para evocar las acogedoras villas de la Riviera Francesa

Su decoración romántica es un contraste entre lo vintage y lo moderno, gracias a la mezcla de maderas antiguas y candelabros con muebles contemporáneos que cumplen el objetivo de crear una experiencia única para disfrutar de un menú inspirado en la cocina del Sur de Francia con acento italiano.

“El diseño de Villa Azur es absolutamente impactante en esta ciudad, que es una de mis favoritas del mundo. Desde la cocina, los tragos y el ambiente y su atmósfera definitivamente traen ese auténtico estilo del sur de Francia a South Beach’’, declaró el actor francés Olivier Martínez, co-propietario del restaurante.

Villa Azur Restaurant & Lounge es la visión de tres personas con experiencia en diferentes campos: Jean Philippe Bernard, nativo de Marsella, quien cuenta con 15 años de experiencia en el área de restaurantes y bares; Michael Martin, también francés, es experto la vida nocturna de Miami en lugares como The Mondrian Hotel, LIV y Wall, en el W Hotel, y Olivier Martinez, actor con roles en películas como Unfaithful, quien puso su amor por la cocina y el gusto por el diseño.

Villa Azur cuenta además con DJs franceses y su chef ejecutivo, Mickael Bensa, es nativo de Niza.

Para albergar toda esa experiencia mediterránea, el grupo puso la creación del ambiente en manos del diseñador de interiores Francois Frossard, de FFD, una innovadora firma de diseño interior, especializada en la industria del entretenimiento, restaurantes y hotelería a nivel nacional e internacional, con sede en Miami.

Frossard lidera el llamado “new romantic design movement’’, que, según sus palabras, mezcla el glamour decadente y caprichoso, con la contradicción y la tradición.

Desde la entrada, enmarcada por cortinajes color beige e iluminada por grandes candelabros, se vislumbran dos salones, uno de ellos dotado de biblioteca. Al frente, un bar interior limita con el salón del comedor, donde espejos colocados estratégicamente reflejan el ambiente.

En el restaurante predominan los muebles en blanco y beige, que contrastan con maderas claras y oscuras.

Al patio, de piso de piedra, se llega a través de las puertas estilo francés, donde se abre el espacio para comer al aire libre. Allí se combinan de manera informal los asientos de mimbre con los sofás de cuero blanco, los faroles con velas para la noche y las sombrillas y parasoles para el día. En uno de sus extremos, el salón limita con un bar con muebles de madera clara tallada y un mostrador sobre el que reposan las fuentes para la champaña.

Aparte de los 6,000 pies cuadrados del restaurante se creó en La Cave d’Azur (una boutique de vinos y champañas de Francia, Italia y España), donde además se adapta un comedor con capacidad para 12 personas.

Villa Azur es una de las más recientes creaciones de Frossard, que nació en Megeve, una pequeña ciudad en los Alpes franceses, en 1964. Sus padres eran propietarios de hoteles y restaurantes.

En los comienzos de su carrrera, Frossard aprendió carpintería de los artesanos clásicos franceses y europeos y posteriormente se graduó en diseño en la Ecole Boulle of Design, en París.

En 1987, Lee Weitzman, diseñadora de muebles, lo nombró como diseñador industrial de su compañía y él se mudó a Chicago. Posteriormente, fue director de diseño y producción del diseñador Jordan Mozer, una posición que le abrió las puertas a significativos proyectos comerciales en las Las Vegas y en el resto del país.

En 1998, Frossard abrió su propia firma de diseño FFD en Miami, en la época en que Miami Beach se transformaba y fue pionero en una nueva era del diseño nocturno. En el 2002, The Opium Group, una firma nacional de nightclubs conocida por su clientela de celebridades, lo contrató como su diseñador líder. Entonces, diseñó Prive, el primero en la serie de modernos nighclubs, en el que se alejó de las tradicionales atmósferas oscuras para decantarse en la elegancia minimalista y moderna del blanco. Posteriormente, abrió Opium, con inspiración asiática, y luego Mansion, entre otra lista de exitosos proyectos, en el que también ese incluye la renovación de The Forge, en Miami Beach, en el 2010.

Speak Up!