'Unfathomable' es un conjunto de esculturas y móviles

 

Rafael Barrios: Mundos insondables

DSCN1302.JPG

JANET BATET | ESPECIAL/EL NUEVO HERALD

Acercarse al universo de Rafael Barrios es una experiencia que exige de todos nuestros sentidos. Interesado en la exploración del espacio y la dinámica relacional, Rafael Barrios (Baton Rouge, Luisiana, 1947) ha venido desarrollando una línea de trabajo caracterizada por la tensión entre dinámica y levedad.

Este grande del arte óptico venezolano, cuya obra fue acogida el verano pasado en la transitada Park Avenue de Nueva York, como parte del aclamado programa de exposiciones temporales patrocinado por el Departamento de Parques de la ciudad de Nueva York y el Fondo de Park Avenue, con el fin de promover obras de prestigiosos artistas de la escena contemporánea internacional, presenta ahora en la galería Art Nouveau de Miami, su exposición personal Unfathomable (Insondable).

La obra de Rafael Barrios parece desafiar la gravedad. Su obra, impregnada de gran sentido lúdico, busca desarticular la sensación de volumen, interpretada a partir de formas bidimensionales y vívidos colores que pueblan el espacio tridimensional. Las aparentemente pesadas estructuras volumétricas son en realidad delgadas planchas de metal revestido que desplegadas en el plano juegan con el tono, valor y color.

Unfathomable, integrada por un conjunto de esculturas y móviles que seducen al espectador, comprende una selección del trabajo más reciente de este artista. Las brillantes superficies monocromas juegan con la extendida noción del trompe-l’oeil estableciendo una relación enteramente diferente con el espacio y creando una realidad-otra que desafía la lógica de nuestras expectativas.

Barrios se refiere a estas esculturas como “gravity without gravitas” (gravedad sin seriedad) y acota que “si la gravedad no estuviera presente constantemente en nuestras mentes, el mundo funcionaría mejor”.

Para Barrios, estas esculturas “anti-gravedad”, funcionan como puente propicio a un mundo espiritual que redime al humano de la estrecha cosmogonía cotidiana que nos oprime. La condición ambigua de estas formas que ligeras ascienden en el espacio, actuán como alegoría de la constante investigación del artista en terrenos como la fenomenología y la relatividad.

La obra de Rafael Barrios, que actualmente reside entre Caracas, Miami, y París, irrumpe en la escena artística en la década de los años 1950, en medio de la corriente cinética y neo-concreta que tipifica la escena venezolana del momento. Reconocido como uno de los mayores maestros del arte óptico, la obra de Barrios se despoja de toda referencia representacional, estableciendo un puente a una realidad ilusoria, donde el sentido de progresión es fundamental.

Sus esculturas, interesadas en la desarticulación del sentido tradicional de realidad, se erigen eco de la nueva sensibilidad que anima nuestra época en la que las nociones tradicionales de espacialidad y temporalidad se expanden, cada vez más, hacia nuevos horizontes.

Janet Batet es escritora, curadora y crítica de arte. Escribe de arte para diferentes publicaciones, galerías y museos.

Speak Up!