Una mezcla de vinos y antigüedades en la Calle Ocho

 

LeKoKe en la Pequeña Habana de Miami, un lugar en donde se goza con buen vino y reliquias.

Laura Espinosa y Ronald Torres, en su negocio de vino y tapas. PEDRO PORTAL / EL Nuevo Herald
Laura Espinosa y Ronald Torres, en su negocio de vino y tapas. PEDRO PORTAL / EL Nuevo Herald
 

Por Ivonne Gómez l igomez@elnuevoherald.com

En el ambiente de la Calle Ocho, entre vecinos, como Gamboa Barber Shop y la Casa de la Música, una mesa y un par de sillas indican la sencilla y casi inadvertida entrada a LeKoKe Wine & Bites. La sorpresa, al atravesar la puerta, es encontrarse con lo que algunos llaman una “pequeña joya” escondida en La Pequeña Habana, que incluso comparan con un lugar en el SoHo de Nueva York o con un bar de tapas estilo español.

Pero, la verdad es que sus propietarios Ronald “KoKo” Torres, cubano, y Laura Espinosa, colombiana, confiesan que nunca han estado en Europa.

“El vino y las antigüedades siempre se han mezclado bien y de ahí partió la idea de concebir la decoración de este lugar’’, dijo Torres, coleccionista de antigüedades y conocedor de vinos.

Decorado con piezas antiguas, obras de arte y muebles de maderas recicladas, LeKoke, que abrió en febrero, alberga una amplia estantería colmada de vinos italianos, españoles, franceses, argentinos, australianos, californianos; también de Sudáfrica e Israel, entre otros.

La carta invita a saborear un buen vino o una sangría con un menú sencillo servido al estilo tapa en el que no faltan las empanadas de chorizo, queso suizo y jamón con salsa de cilantro, jalapeño y ajo, los camarones al ajillo o diversas selecciones de quesos y jamones. Torres, además, crea un plato para el almuerzo todos los días y para algunas selecciones de la carta también se inspira en los antojos de sus clientes asiduos.

“El ‘sándwich Jorgito’ lo hice para un cliente que quería algo bien especial, le puse todo tipo de jamones, queso y chorizo”, destacó Torres, quien hace las veces de chef y atiende las mesas junto con dos asistentes. En la noche, lo acompaña y asiste Espinosa.

LeKoKe empezó con la idea de la pareja de tener un pequeño lugar para compartir un rato agradable con amigos y familiares, al calor de unos vinos. Pero la idea creció a negocio.

“Llegué al punto de tener más de 2,000 botellas de vino en mi casa. Compraba en subastas y mis amigos me venían a ofrecer botellas especiales”, contó Torres.

“Nunca acabas de conocer los vinos. Aparte de los tradicionales, siempre hay nuevas mezclas, de Shiraz con tempranillo, cabernet sauvignon con tempranillo, merlot o pinot noir…”, enumeró.

Aparte de probar los diferentes ejemplares que llegaban a sus manos, Torres compró libros sobre el tema y se dedicó a investigar en internet. Así se convirtió en experto.

“En el negocio siempre pruebo un vino nuevo todos los días’’, indicó.

LeKoKe partió de un local, con una gran lámpara candelabro semidestruida, que el propietario le regaló a Torres. “Yo me dediqué a restaurarla’’, dijo de la gran pieza de cristales que hoy ilumina el negocio.

El resto también lo construyeron él, su pareja y su familia en cuestión de año y medio.

“Trabajábamos hasta la madrugada, adaptamos muebles que conseguí en subastas y otros que me regalaron”.

Varios muebles para aparatos de televisión que pertenecieron a un hotel cerca del aeropuerto de Miami fueron convertidos en estantería, las mesas de una cafetería en la Universidad de Miami se repararon y pintaron y se combinaron con sillas antiguas del restaurante Smith & Wollensky y se restauró una barra de bar de 1952.

www.elnuevoherald.com 

Speak Up!

ThemeKey Debug Messages
Current theme: miamiv5
No match: "system:host = m.miami.com >>> miamibootstrap"
Using default theme.
These are the current values of all available ThemeKey Properties. By clicking the value you can start creating a corresponding Theme Switching Rule.