Un oasis en South Beach

 

El lujo del art deco de ayer con las comodidades y el diseño de hoy en uno de los hoteles

sss_0.jpg

Por Ivonne Gómez

Desde la calle todavía se divisa en la cima del edificio el antiguo aviso en neón del Tiffany Hotel. En la entrada principal, no obstante, un nuevo letrero anuncia The Hotel, en Collins Avenue, y allí se alberga el lujo del art deco de ayer con las comodidades y el diseño de hoy.

En 1998 fue la primera vez que el diseñador Todd Oldham se encargó de darle nueva vida a este hotel, construido en 1939 por el arquitecto L. Murray Dixon, y el cual forma parte de la lista de los hoteles históricos de América de la National Trust for Historic Preservation.

Oldham, quien fue diseñador de moda, es en la actualidad diseñador de la línea contemporánea de La-Z-boy y copresentador de el nuevo programa de diseño de Bravo TV Top Design.

Cuando asumió la tarea de renovación del hotel, él declaró que lo hizo como si diseñara un oasis con las cualidades de un spa y que fue inspirado por los colores de las olas del mar.

El hotel está muy cerca a la playa, que es la estrella de Miami, y es lo que quería reflejar el diseñador.

De ahí las tonalidades del mar, que alegran cada rincón del hotel con una gama de azules brillantes, verdes y turquesas.

Sólo un año después, en 1999, The Hotel fue nombrado entre los 31 mejores hoteles del mundo por la revista Condé Nast Traveler. En enero de este año la revista de nuevo lo incluyó en la Gold List World's Best o lista de los 700 mejores del mundo.

Para mantener ese estilo impecable, Oldham renovó el diseño del hotel a principios de este año con nuevos detalles en la piscina, en las cabañas y en el Spire Bar and Lounge.

The Hotel es uno de los llamados hoteles al estilo boutique, gracias a su arquitectura, diseño y servicios.

En los cuatro pisos del hotel y en la azotea, donde está ubicada la piscina, se refleja la inclinación de Oldham por los colores vibrantes y los diferentes detalles artesanales.

Al entrar a The Hotel, el lobby está separado del restaurante Wish --que además cuenta con numerosos premios culinarios--, con biombos de madera y plantas que logran el efecto de una área privada.

Dentro, se hace despliegue de uno de los grandes espejos enmarcados en mosaicos de tonos dorados y metálicos, que se repiten en otras versiones en otras áreas del hotel. Los pisos de terrazo son los originales.

Wish cuenta con una extensión en un jardín exterior, donde los muebles adquieren un aire más tropical forrados en telas estampadas en la técnica artesanal del tie dye.

Esos efectos de color manchado del tie dye se repiten en algunas piezas de la vajilla y en otras versiones en los uniformes del personal, en las batas de baño de los huéspedes e incluso, en forma de estampados de espina de pescado, en las cortinas de las cabañas que están frente a la piscina.

Las telas y las lozas de los mosaicos fueron hechos exclusivamente para el hotel en la fábrica de Oldham.

A las habitaciones se llega por pasillos suavemente iluminados con lámparas opalescentes que tienen las formas faceteadas de las piedras preciosas.

También en las 53 habitaciones está la mano de Oldham, en los muebles de maderas claras con agarraderas hechas en mosaicos de colores e incluso en detalles como los cojines forrados con telas formadas por cintas de entrecruzadas. Las alfombras tienen los colores de la arena de la playa.

La azotea es el sitio estratégico de la piscina, del bar y de las cabañas. Desde allí se divisa a plenitud el azul del mar.

Al otro lado de la azotea, con una vista a la ciudad, se conserva inalterable el aviso del Tiffany y está ubicado el Spire Bar & Lounge, donde prima la elegancia casual de Oldham.

Para este rincón, el diseñador optó por los sofás blancos, acentuados con cojines naranjas y rosados, colores que se repiten en las tablas de madera del piso y en las luces de neón, que en la noche le impregnan el ambiente alegre de Miami Beach.

The Hotel es otro proyecto de renovación del urbanizador preservacionista Tony Goldman y de su hija Jessica Goldman-Srebnick, quien trabajó como ejecutiva en la industria de la moda.

Goldman destaca lo importante que fue la comunicación que él y su hija tuvieron con el diseñador para que el hotel reflejara su esencia, así como el sentido de confort que querían brindar a los huéspedes.

''Todd siempre se ingenia la forma de tomar colores y elementos tan diferentes y los combina de tal manera que hacen que funcionen a la perfección'', destaca.

Speak Up!

ThemeKey Debug Messages
Current theme: miamiv5
No match: "system:host = m.miami.com >>> miamibootstrap"
Using default theme.
These are the current values of all available ThemeKey Properties. By clicking the value you can start creating a corresponding Theme Switching Rule.