TSL Lounge trae carnival a Wynwood cada mes

 

El segundo sábado de cada mes el TSL Lounge en Wynwood brinda una velada inolvidable con buena vibra brasileña.

tsl.jpg

Por Miladys Ávila

El segundo sábado de cada mes el TSL Lounge en Wynwood brinda una velada inolvidable con buena vibra brasileña. Si ya el nombre del lugar no da una pista (The Social Lubricant es lo que quieren decir las siglas en inglés), espere a ver la selección de música que invita a socializar y a encontrarse en la pista o en la barra. La samba, además, es el perfecto ejercicio para las caderas expertas de las chicas vestidas como bailarinas del famoso carnaval de Rio. Se desplazan por todo el salón invitando a ser imitadas en el pegajoso movimiento.

Un desfile de moda con bikinis brasileños compartió espacio con la práctica de la capoeira, y cada unos a su manera –los cuerpos a la moda y los músculos bien entrenados– se exhibieron para impresionar.

Por otra parte, una pantalla gigante mostraba imágenes de fotografías de Brasil, como los célebres y pintorescos carnavales o las apasionadas multitudes que asisten a los juegos de fútbol en el estadio Maracaná. Así era fácil imaginar que el gigante de Sudamérica se había adueñado del club de Miami.

En este espacio domina una atmósfera de absoluta complicidad con el baile, la música variada, las deliciosas bebidas –preparadas a elección– y las luces que ocultan o enseñan a quienes quieren hacerse notar. El local está dividido en dos secciones: una con carácter íntimo y pequeño; la otra más amplia, con una parte bajo el cielo nocturno. Se pueden encontrar rincones semiprivados que permiten una velada más recogida y personal, y también libros para echar una ojeada. Hay fotografías de celebridades en las paredes (Freddie Mercury y David Bowie, entre otros) en clara alusión a la selección musical que prefieren los asiduos al lugar.

Los muebles cómodos invitan a disfrutar de un trago. Y de esto último sorprende la variedad que puede pedirse en dos barras, dispuestas a ambos lados, donde sobresalen el clásico mojito, también servido “virgen” (sin alcohol); el Blue margarita (daiquirí –tequila); Acapulco de noche (tequila); Huracán (whisky, limón y naranja); Aire libre, a base de ron, hielo y pulpa de fruta mezclada con jugo de limón.

Se halla, además, un amplio espacio, repartido acá y allá, para bailar en grupo o en pareja; mesas y sillas para compartir bebidas, risas y múltiples conversaciones, a la vez que una panorámica visión de todo el recinto.

El aderezo final lo añade el personal de atención con un trato amable y solícito, lo cual permite sentirse a gusto en toda la extensión. El gerente Mark Dorfman, junto al personal que se ocupa de alistar todo, encabezado por Ronaldo, son un equipo hospitalario que invita a regresar.

Esa noche brasileña confirmó que el nombre del lugar TSL Lounge está elegido con acierto, para que quien lo visite, dé la voz de un lugar que tiene todo para disfrutar de la noche miamense.

Speak Up!