Tobacco Road

 

"Divertido" es la palabra que mejor define Tobacco Road, el bar más antiguo de Miami.

Tobacco Road
Foto: Pedro Portal
 

Por José Evora

"Confortable" es la palabra que mejor define Tobacco Road, el bar más antiguo de Miami, según Jack Pakonis, que trabaja aquí hace más de 21 años.

Será por la ubicación, en un hombro del downtown; porque casi siempre tiene música en vivo, o por su bien ganada fama de remedio para los noctámbulos empedernidos, pero el caso es que a Tobacco Road va todo el mundo y su tía. Como siempre está abierto de verdad hasta las 5 de la mañana, aun quienes prefieren ir a otro sitio terminan tomándose el último trago de la madrugada en el acogedor recinto de South Miami Ave. entre las calles 6 y 7, justo antes de llegar al puente.

A pesar de que se trata de un lugar relativamente pequeño, Tobacco Road tiene tres espacios diferentes donde se toca música en vivo: el saloncito de la planta alta, perfecto para dar a conocer nuevos talentos y lograr un ambiente de intimidad; el breve escenario del extremo izquierdo de la barra, frente a la cocina, y el patio, que como el salón de arriba tiene su propio bar, con mesas bajo techo. El primero y este último funcionan solamente los fines de semana, pero el que está junto a la barra saca la cara por ellos de lunes a jueves.

Aunque los géneros que más se escuchan en Tobacco Road son rock, jazz, folk, blues, soul, country, reggae y hip-hop, puede suceder también que el día menos esperado haya algún baladista, o un intérprete de música haitiana, cubana o brasileña en cualquiera de los escenarios. Adentro las paredes están llenas de fotos y recortes de periódicos enmarcados como fetiches valiosísimos, pero cuesta tremendo trabajo leerlos con una iluminación tan escasa. De todas formas, sin estas caras difusas de Janis Joplin, BB King y (¿quién es ése?), seguramente el aire no olería igual.

Si llega a apurarse un poco más, Tobacco Road habría nacido antes que la propia ciudad donde radica. No es cierto, sin embargo, que uno de los papeles medio desechos enmarcados sobre las hileras de botellas del bar sea el primer permiso expedido en el condado de Miami-Dade para la venta de bebidas alcohólicas. Eso lo soñó alguien que tenía más de cuatro tragos cuando miró la pizarra donde se anuncian los especiales y no pudo saber qué era lo que había en el cuadrito de al lado.

El año de fundación fue 1912, donde antes hubo una panadería, y en los 40 cambió su nombre por el de Chanteclair, para convertirse en el bar gay más célebre de la época en todo el suroeste del país. Luego fue incluso plaza de burlesque, el género a mitad de camino entre la comedia y el strip-tease. Hasta que en 1982 lo compró Patrick Gleber y lo convirtió en lo que es hoy, el centro de vida nocturna más viejo y más joven de Miami.

Se dice por ahí que de esta cocina salen las hamburguesas más jugosas de la ciudad, algo que, aun cuando no sea cierto, puede parecerle verdad a todo el que se coma una a las mil y quinientas de la madrugada, con el estómago cocinado por el whiskey o la draft beer. El menú tiene variadas opciones para carnívoros y vegetarianos. Por lo que se ve mirando atentamente en un par de visitas, los nachos y el sandwich de pollo gozan de mucha demanda.

Para sentarse abajo están la barra y unas cuantas mesas, metidas en un lateral que en algo recuerda los recovecos del típico saloon del oeste. No es raro que los fines de semana haya entre la una y el otro tanta gente de pie, embelesada con los televisores o tan metida en una conversación, que cueste trabajo pasar al fondo para alcanzar el patio.

Al espacio de arriba se accede por una escalera más propia de una buhardilla que de un salón de conciertos. Se nota enseguida que esa informalidad es precisamente la gracia que le encuentra todo el mundo. Porque no es difícil sentirse a gusto en esta añejada mezcla de taberna irlandesa con barra sureña pasada por el Caribe. Es de los pocos lugares de Miami donde casi seguramente hay que practicar el inglés para pedir un trago, aunque luego en tu mesa sólo se oiga hablar español. La cultura inclusiva del país a escala de bar. Onda yuma, brother. Qué vacilón.

Speak Up!

ThemeKey Debug Messages
Current theme: miamiv5
No match: "system:host = m.miami.com >>> miamibootstrap"
Using default theme.
These are the current values of all available ThemeKey Properties. By clicking the value you can start creating a corresponding Theme Switching Rule.