The Bar

 

Esta barra en Coral Gables le rinde homenaje a la cerveza en un ambiente divertido.

The Bar
Disfrutando una noche en The Bar.Foto: Alex Mateo de Acosta
 

Por Sandra Palacios

Varias leyendas se atribuyen el origen de la cerveza: se dice que su descubrimiento se debe al descuido y la casualidad en la elaboración del pan, y se cuenta que los egipcios llegaron a considerarla su bebida nacional ya en el 4000 a.C. En The Bar, de Coral Gables la famosa bebida también escribe su historia, donde es costumbre beberla y disfrutarla sin importar de dónde venga.

Ubicado sobre Giralda Avenue desde 1946, el tradicional bar --que antes se llamaba HofBrau-- se convirtió en 1996 en lo que es actualmente. Sin duda, su mayor atractivo es la tupida carta de cervezas de todo el mundo, fruto del espíritu viajero de sus dueños, Richard Dispenzieri, John Donoran y Lou Petrillo, quienes en sus recorridos por todo el globo han probado las mejores para traerlas a su bar.

The Bar le rinde homenaje a esta bebida, dentro de una atmósfera de luz tenue, cuadros de marcas famosas, repisas con una colección de cientos de latas y botellas, paredes azules y una gran barra en medio de todo el frenesí. El concepto es copia de una bar belga que se quedó capturado en las memorias de los tres copropietarios.

''La cerveza belga es una de las mejores del mundo, por no decir la mejor, y en el local es de las más apetecidas; además, contamos con 45 marcas de cerveza en botella y 10 en barril. Aquí el plan es probar, disfrutar y pasar un buen rato'', asegura Domingo Murillo, mánager del sitio.

Y es que el ambiente del lugar es más que propicio para una noche de juerga; hay tantos y tan variados tragos, la música está tan alta y todo está tan oscuro, que los cuerpos se dejan llevar por la locura del momento y entre cerveza y cerveza terminan bailando todos con todos, ya sea al ritmo de la banda que toca en vivo, o del Jukebox digital, una rocola moderna que cuenta con más de 10,000 canciones.

Cada sábado se presenta un grupo musical diferente; el fin de semana de nuestra visita, la oportunidad fue para C.O Jones, una banda que toca clásicos del rock americano y pone a los asistentes a corear al ritmo de The Eagles, los Rolling Stones, Aerosmith, The Doors y muchos más.

El toque de la noche arrancó con Sweet Home Alabama de la banda de los años 60 y 70 Lynyrd Skynyrd. Más adelante, Walk this Way, de Aerosmith, y Light my Fire, de The Doors, terminaron por prender la energía del bar, mientras las fanáticas del grupo salen frenéticas al frente de todos a bailar y aplaudir junto con el vocalista, como si se tratara del mismo Jim Morrison.

''Lo que más me gusta de este lugar es que no es pretencioso: es el único lugar de Coral Gables donde puedes venir vestido como quieras y pasar un buen rato con tus amigos sin estar pendiente de lo que los demás hacen; además de que tienen la mejor colección de cervezas de Miami'', comenta animado John Perdomo, cliente del bar.

Entre el mundo de cervezas que ofrece The Bar se pueden encontrar, del barril, la alemana Kostritzer ($5 el vaso y $16.50 la jarra); la Lucifer Golden Ale, de Bélgica, conocida por su delicioso toque cítrico y algo picante ($7.25 la botella); la cerveza checa Pilsner Urquel, famosa por ser la primera pilsner (a $4.50), o una más conocida en la Florida, la Presidente ($4) de República Dominicana. Las cervezas locales son a $2.50 la botella.

También la barra está dispuesta con cualquier variedad de cocteles, ''no congelados'', varios tipos de Margaritas, y shots de ron, vodka y tequila para los no muy amantes de la cerveza.

La happy hour del bar ofrece distintas atracciones para cada día de la semana: lunes de 2 por 1; martes de mujeres, que beben gratis de 10 p.m. hasta la media noche; miércoles de Shot Night; los jueves todos los tragos mezclados vienen más grandes --no hay modo de llegar sobrio a la casa--, y los viernes las mujeres beben gratis, otra vez, de 5:30 a 7:30 p.m.

Speak Up!