Teatro marionetas: Emilio and the Enchanted Cow

 

Marionetas de la Esquina, fantasía en escena

MARIONETAS.jpg

SARAH MORENO | SMORENO@ELNUEVOHERALD.COM

Emilio es un niño de ocho años que acaba de mudarse a una nueva ciudad con su mamá y se enfrenta a los cambios de ir a una nueva escuela y de hacer nuevos amigos. Entre las hojas de su cuaderno, encuentra el dibujo de una vaca, la amiga imaginaria que dejó al cuidado de su padre y que finalmente decidió venir con él, pensando que la necesitaría más.

Este es el punto de partida de Emilio and the Enchanted Cow, la obra infantil que presenta este fin de semana el grupo de teatro mexicano Marionetas de la Esquina en el Adrienne Arsht Center.

“La vaca es verde, tiene los cuernos ‘chuecos’ y camina como humano, en dos patas”, describe la dramaturga y titiritera Amaranta Leyva, autora de la obra que se estrenó en México en el 2005 con el nombre de Dibújame una vaca, y después lo cambió a Emilio and the Enchanted Cow cuando se estrenó en el Kennedy Center de Washington en el 2007.

La vaca, que no se siente diferente sino “única”, trata de convencer a Emilio de que se acepte cómo es y de que los cambios pueden ser positivos. Con sus dibujos, el niño se inventa lugares y espacios que los llevan a vivir un sinfín de aventuras y así retrasan la llegada a la escuela. Los amigos aparecen en el mar en medio de dos islas o subidos en la Luna.

“Esta obra surge del deseo de escribir sobre situaciones que les ocurren a los niños en la vida real, como la separación de los padres, cambiar a una nueva escuela o enfrentar el bullying”, señala Leyva, que con Marionetas se presentó en Miami en el 2010 y el 2011 con las obras Una luna entre dos casas y El circo.

“Esta vez la escenografía es más minimalista y mágica, sólo se ven los títeres que se mueven solos”, cuenta Leyva, que se encarga de manipular a Emilio.

Los títeres, hechos en madera y en una pasta colorida, fueron fabricados por el teatrista Lucio Espíndola, fundador de Marionetas de la Esquina, que lleva 35 años presentando obras familiares.

Además de Emilio y la Vaca, manipulada por Lourdes Pérez Gay, la obra cuenta con otros personajes, los niños Pablo, Lila y Juan. “Estos títeres son más realistas, con excepción de la vaca, que es muy fantasiosa”, apunta Leyva, de 38 años, que en el 2006 fue reconocida con el Premio Nacional de Dramaturgia para niños por el conjunto de su trabajo.

Speak Up!

ThemeKey Debug Messages
Current theme: miamiv5
No match: "system:host = m.miami.com >>> miamibootstrap"
Using default theme.
These are the current values of all available ThemeKey Properties. By clicking the value you can start creating a corresponding Theme Switching Rule.