Teatro: 'Croissant'

 

Roxana Montenegro desnuda el alma en ‘Croissant.’

croissant.jpg

Por Arturo Arias-Polo | aarias-polo@elnuevoherald.com

Quien ve a Roxana Montenegro haciendo de las suyas en los sketches del programa TN3, de América Tevé, no imaginaría que jamás había incursionado en el humor. Pero como la actriz está convencida de que nació para actuar en obras de cualquier género, no titubeó ante la oportunidad que le ofreció el productor general Claudio Paz de probar suerte en algo nuevo para ella.

“En tres años que llevo en el programa he hecho de policía, reportera de televisión y hasta de la Bella Durmiente”, dice Montenegro, convencida de que aparte de la exposición que da la televisión, el entrenamiento en espacios humorísticos abre puertas en el mercado teatral de Miami.

Croissant, comedia del dramaturgo español Jorge Moreno, que ocupará La Casa del TÉatro a partir del sábado 2, devuelve a las tablas a la actriz en el papel de Olga, “una señora muy centrada y de gustos refinados cuyo comportamiento sorprende al final de la obra”.

Durante la trama tres amigas revelan su verdadera esencia en una suerte de striptease de almas en la cafetería de un sitio imaginario.

“Me estoy divirtiendo muchísimo con las situaciones que pueden surgir cuando las mujeres se reúnen”, dice Montenegro, tras anticipar que “aquí los hombres no salen muy bien parados, aunque la defensa es permitida”.

La actriz comparte cartel con Enrique Moreno, Yani Martín, Edith Obregón, Suri Amador, Ernesto Amores y Jorge Luis Curbelo.

El montaje de Belkis Proenza cuenta con escenografía, ambientación, luces, sonido y efectos especiales de Miguel Pascual.

“Esta es la primera vez que trabajo bajo la dirección de Belkis y puedo asegurar que he tenido la suerte de volver a encontrarme con alguien que sabe lo que quiere, tal como me ocurrió con Lilliam Vega en El gato con botas, con Rolando Tarajano en No recuerdo nada de ti y Aquí te pillo, aquí te como y con Marcos Casanova en Justo en lo mejor de mi vida”, dice Montenegro, que añade al grupo a Eddy Díaz Souza, con quien vivió una experiencia inolvidable en el Festival de Teatro de La Habana 2013 durante la presentación de la obra infantil El caso de la luna.

“El hecho de trabajar para los niños de mi país me ‘reconstruyó’ como ser humano. Y al ver sus caras de felicidad ante la magia del teatro dejé a un lado los problemas políticos y otras consideraciones”, recordó Montenegro, que junto al actor Leandro Peraza llenó tres funciones en el Teatro Nacional de Guiñol. “Nadie me cuestionó nada. Como tenía claro a lo que iba me sentí muy cómoda”.

La actriz se formó en la Escuela Nacional de Arte, el Instituto Nacional de Arte y la Facultad de Medios de Comunicación Visual de La Habana. Pero antes estudió guitarra clásica, piano y canto en la Escuela Vocacional de Arte de Camagüey, la ciudad donde nació hace 31 años.

En el plano profesional la artista participó en dramatizados, animó programas de la televisión cubana y actuó en las películas Una rosa de Francia, Habana Eva y La edad de las pasiones, entre otros títulos.

A su llegada a Miami hace seis años, “y gracias al productor Arquímides Rivero”, Montenegro apareció en las telenovelas Valeria, Alma indomable, Pecadora y Sacrificio de mujer.

También se le ha visto en las obras Perras odiosas, Siempre se olvida algo, Justo en lo mejor de mi vida y La última cena.

“Soy una mujer afortunada porque puedo hacer lo que me gusta”, confiesa Montenegro. “Tengo salud, trabajo y amor. Lo suficiente para levantarme cada día y darle gracias a Dios”.

Speak Up!