STK Miami y Coco de Ville

 

Los asadores también tienen glamour...

co.jpg
Annie Jursen, Sophia Policastro, Ashley Palucci, Romina Puga, y Alexa Falla en Coco de Ville. Foto: Alex Mateo de Acosta.
 

Por Aurora Rodríguez

Para esas noches en que buscamos pasarla de manera sofisticada, acompañados de buena cena y buena rumba, los fiesteros de Miami cuentan con un lugar con dos mundos divertidos y muy diferentes, STK Miami y su lounge Coco de Ville en los predios del Hotel Gansevoort en South Beach.

Desde que abrió sus puertas, hace unos meses, los noctámbulos no paran de hablar de STK Miami. Su elegancia, diseño sexy y variada oferta de entretenimiento lo han convertido en el lugar chic del momento, siendo uno de sus mayores atractivos Coco de Ville, un alucinante lounge donde abunda la gente linda y buena música.

El ambiente provocativo al estilo resto-lounge es el perfecto lugar para quienes gustan cenar en un ambiente de fiesta pero con cierto glamour. Aquí se viene a comer y a disfrutar de buena música, pero no se extrañe si de pronto se topa, además, con alguna celebridad.

El plan es disfrutar de los dos ambientes --ambos en el interior del local-- para pasar una noche completa, comenzando con la buena comida en STK Miami y cerrándola con la rumba por todo lo alto, y hasta bien entrada la mañana, en Coco de Ville.

El más reciente asador que ha hecho su aparición en Miami es también uno de los más sensuales. Con locales hermanos en Nueva York y Los Angeles, STK Miami posee atmósfera de night-club y una llamativa clientela. El restaurante ya ha contado con la presencia de Fergie, Adam Sandler y Michael Bay, así que los clientes deben estar preparados para encontrarse con una visita sorpresiva.

La firma de decoración ICrave eligió un impresionante diseño para el espacio de dos niveles, utilizando columnas, espejos, gamuza gris y cuero blanco. ¿El resultado? Uno de los comedores más elegantes en la ciudad. El local cuenta además con una cabina de DJ elevada y una pasarela encima del bar que lleva al lounge y a los salones de comedor privados ubicados en el segundo piso, desde donde se puede observar todo lo que sucede en la planta baja.

En STK Miami el cliente es bienvenido a pedir su filete con un sinnúmero de adiciones, como mantequilla de foie gras, trufas negras o langosta. La carta, creada por el chef Todd Mark Miller, incluye grandes clásicos de asador con algunas adiciones creativas.

``Hace cinco años este tipo de locales atraían a hombres de mayor edad y los menús no tomaban riesgos'', cuenta Miller. ``Ahora, los que vienen a cenar lo hacen con la mente abierta, listos para disfrutar de algo creativo. En STK mezclo la comida contemporánea americana con lo que se debe esperar de un buen restaurante de carnes''.

Y es un buen asador lleno de espíritu de fiesta con aires exclusivos. El que llega cualquier sábado o viernes en la noche verá a parejas en citas románticas y a grupos muy sexy al tope de la barra central probando martinis y vinos. El DJ le añade ese toque de rumba con buena música Top 40 de la cual todos disfrutan mientras cenan. El local no es sólo un resto-lounge, es también un restaurante totalmente involucrado en esas locuras que surgen cuando se pasan buenos ratos en la noche.

Los precios de STK Miami van en función de sus exclusivos alrededores: el promedio de las entradas es de $16; de carnes y mariscos, $19 a $72, y de las guarniciones, $9. El servicio de pan marca el inicio para un decadente festín: un caliente panecillo con mantequilla de blue cheese servido con aceite de cebolleta a un costado. Desde ahí se puede seguir con una orden de tostadas a la francesa con foie gras, aunque muchos de los comensales eligen los camarones Rice Krispie (una cama de galletitas con una guarnición de bisque de camarón). Entre la carta de carnes se ofrece el filete de falda de 6 oz. o las costillas cowboy de 34 oz., perfectas para compartir entre dos.

Los que acaban la cena ávidos de fiesta pasan rápido a la rumba de al lado, en Coco de Ville, el local con capacidad para solamente 150 personas. Abierto desde febrero, es el exclusivo lounge del asador, donde la gente linda viene a sacarse el estrés de la semana y a probar cocteles exclusivos.

En Coco de Ville el ambiente es tal que uno se siente transportado a un escondido mundo maravilloso, con decoraciones suaves y asientos bajos. Añádale a esto acentos de madera y dorado con luces tenues llenas de esplendor y notará por qué muchos han hecho de él su escondite favorito.

En este majestuoso lounge lo mejor son los cocteles, como los Coco Lollipop Martinis con sabores de fresa, caramelo y manzana, para sentirse en una tienda de dulces. Para culminar el trago, nada más original que un poquito de algodón de azúcar de la máquina del exclusivo club.

Coco de Ville está abierto desde la 11 de la noche y hasta las 5 de la mañana los martes, viernes y sábados, con las mejores fiestas: Favela Chic los martes, donde DJ Ross One hace de las suyas con música moderna y techno, en tanto que los viernes y sábados el DJ Stretch Armstrong llena sus fiestas con la crème de la crème de La Playa.

En fin, visitar STK Miami para una cena llena de rumba, y Coco de Ville para un postre lleno de glamour, hace un poco más dulces y sensuales las noches de Miami. • 

 

Speak Up!