Sombreros: una moda que protege en Miami

 

Si hay un lugar en el cual verdaderamente necesitamos usar sombreros, es la Florida.

hat.jpg

El Nuevo Herald

Si algún día me ve en medio de un supermercado con un sombrero, no se sorprenda. Estoy siguiendo los pasos de las mujeres inteligentes que andaban con sombreros cada vez que salían de su casa. No crea que solamente era para estar a la moda, la razón principal era protegerse de los elementos como el sol y el polvo y, también, para mantener su cabello peinado y limpio.

No sé por qué los sombreros desaparecieron de nuestra sociedad, pero si hay un lugar en el cual verdaderamente necesitamos usar sombreros, es la Florida. Yo vendo muchos sombreros; la mayoría de las clientas que los compran son turistas. Quiere decir que cuando visitan Miami, se protegen del sol, entonces por qué nosotros que vivimos aquí todo el año no nos protegemos igual. Acabo de regresar de un viaje para comprar mercancías para mi boutique, en el que encontré unos sombreros espectaculares. Lo mejor es que algunos tienen un factor de protección solar (SPF) de 50. Nos protegen la piel, los ojos y el cabello de los rayos del sol, y nos permiten evitar las manchas y el cáncer de piel.

Qué ironía que nuestras madres y abuelas sabían lo que era bueno sin tener tanta tecnología. Lo que no tiene ningún sentido es que hoy conocemos los daños del sol, pero no nos atrevemos a cambiar las tendencias que nos dicta la sociedad. ¡Gracias a los diseñadores, los sombreros están de regreso!

Por qué permitir que su pelo se reseque, o exponer su cutis al daño del sol diario, que aunque no esté en la playa está recibiendo los rayos del sol igual. En Rik Rak cuidamos su cutis y cabello con las mejores técnicas y productos, incluyendo cremas protectoras de diferente potencia y productos para proteger su cabello. También les puedo ayudar a escoger e incluso diseñar un sombrero que proteja y complemente su traje para un look que va a parar el tráfico.

Cualquier pregunta, puede escribirme a: rak@rikrak.com o rikrak.com

Speak Up!