Sole Peruvian Cuisine: compás de trova en Hialeah

 

Trova cubana y gastronomía peruana en Miami.

Con una sonrisa Katia Ordoñez alegra la entrega de las delicias de la casa. Alexia Fodere / Especial/ El Nuevo Herald
Con una sonrisa Katia Ordoñez alegra la entrega de las delicias de la casa. Alexia Fodere / Especial/ El Nuevo Herald
 

Por Néstor Proveyer l altabanproveyer@yahoo.es

El mapa de la diversión y la buena mesa en la ciudad de Hialeah se incrementa cada día con lugares chic o de desenfadada rumba, pero en el caso de Sole Peruvian Cuisine se unen los dos atributos para presentar un concepto novedoso que trae de la mano la trova tradicional cubana, el filin y el son, y lo mejor de la gastronomía peruana.

Todo comienzo hace dos meses cuando los cubanos Yoandry Sánchez y Ernesto Acosta decidieron unir sus talentos y empeños empresariales para presentar en Hialeah, la ciudad de sus amores, un concepto único y audaz, donde se pudieran oír temas antológicos como Santa Cecilia o Longina mientras se degusta un plato gourmet de la cocina peruana.

Sánchez había dejado hace dos años atrás en su natal Sancti Spíritus una esposa, una hija y un título universitario para lanzarse en busca de libertad. Comienza su sueño americano como dishwasher (en un restaurante peruano). Su labor de lavaplatos lo anima, y a base de estudio y perseverancia, pudo graduarse de chef de cocina en Le Cordon Bleu y llegar a ser el maître principal del restaurante en el que comenzó como lavaplatos.

Ahora con su familia reunida (aquí como en las telenovelas también hay happy ending) se encarga de la parte gastronómica mientras que Acosta atiende el concepto artístico.

“Soy un enamorado de la ciudad de Hialeah y siempre pensé que le hacía falta un lugar bohemio donde se pudiera no solo escuchar la trova tradicional cubana, sino también géneros como el filin, el bolero y el son; un lugar abierto a la poesía y al teatro es simplemente una aspirina contra la mediocridad y el mal gusto musical”, opina Acosta.

Los viernes comienza el jolgorio en Sole Peruvian con la presentación del Dúo Contrastes, que está formado por Jorge Maury, un excelente cantante y guitarrista, y Julio Martínez Frómeta, arreglista, compositor y cantante, quien además es un reconocido intérprete del tres.

El Dúo Contrastes, por su calidad artística y por su forma de hacer la música tradicional cubana, no solo se ha vuelto un referente en Miami sino en varios países latinoamericanos. Es un festín de los sentidos su actuación en Sole Peruvian, donde se sale de su repertorio habitual para tocar otros géneros de música internacional ante un público muy receptivo y nostálgico. Julio Martínez siempre ofrece un bonus track de increíble genialidad musical cuando trae con su guitarra clásica las composiciones de Juan Sebastián Bach al mismo corazón de Hialeah.

Los sábados son de cantautores y también se preparan presentaciones de teatro. Al filo del mediodía del domingo está la peña Descargando las palabras, en la que poetas y trovadores dicen su arte entre copas de vino y sueños de enamorados.

En Sole Peruvian hay happy hour de lunes a sábado de 4 a 7 p.m. y con este llegan sus especiales de cubetazos de cerveza peruana y ceviche a $l5.50. Una semana está la marca Cuzqueña y otra la Cristal. Hay una amplia cava de vinos importados fundamentalmente de bodegas españolas y chilenas. Es muy popular el refresco peruano llamado “chicha morada” que se fabrica artesanalmente en el local a base de maíz morado al cual se le atribuyen muchísimas propiedades medicinales.

Sole Peruvian tiene un diseño sencillo con un estrado en el centro decorado con notas musicales. En el lateral derecho hay una lúdica barra para que bohemios sacien su sed mientras disfrutan del famoso platillo papas a la huancaína o de las diferentes formas de preparar el ceviche.

Para el matrimonio de Ivette y Osvaldo Santos, que son fervientes admiradores del filin y el bolero, Sole Peruvian abre un espacio a una forma de música que no muere, que perdura. Francisco Duarte, un soldador que es asiduo al local junto a su esposa Caridad López, comenta: “Hay un ambiente muy bohemio y la comida es especial”.

Sole Peruvian es el refugio mágico para que bohemios y trovadores dejen sus versos de amor y vida en una noche de ensueños. 

www.elnuevoherald.com 

 

 

Speak Up!