Sol y arena

 

¿Quieres saber cuál es la mejor playa para pasar un rato? Aquí está tu guía.

spanish pic.jpg
Un día más en el paraíso...Foto: Jane Wooldridge/Miami Herald
 

Aquí tienes la mejor información sobre el sol y la arena en Miami-Dade, Broward y los Cayos, incluyendo lugares específicos, precios por estacionamiento e instalaciones disponibles. Entonces, a zambullirse.

Broward

Deerfield Beach

DÓNDE: SE 10th Street hasta el límite con del Condado de Palm Beach.
SABOR: Diversión buena y limpia.
PÚBLICO: Familias, aficionados a la pesca, tablistas.
DETALLES: Un muelle de 980-pies en el extremo norte proporciona una excelente ubicación para pescar (tarifa de $4). ¿La pesca no es lo suyo? Pague $1 para observar a los pescadores. Se permite el surfing en el lado norte del muelle, y hay campos de voleibol. El estacionamiento con parquímetros le costará 25 centavos por sólo 10 minutos.

Pompano Beach

DÓNDE: Atlantic Boulevard hasta NE 16th Street.
SABOR: Simple, siempre bueno, pero simple.
PÚBLICO: Aficionados a los deportes acuáticos, pescadores, familias.
DETALLES: Esta playa, grande y ancha, tiene lo elemental: áreas para picnic, campo de juegos, campos de voleibol y estacionamiento. También tiene un muelle municipal con un quiosco. Pesque desde el muelle por $3, o alquile una caña de pescar por $15 con un depósito reembolsable de $20. (Hay una tienda de carnadas cerca) Los tablistas pueden practicar su deporte junto al muelle. Alquile equipo acuático o láncese al agua en el suyo –el área de lanzamiento está en NE 16th Street. A pesar de todo esto, no hay mucho que diferencie a esta playa de otras similares. Estacionamiento disponible por $1 la hora en parquímetros o un lote en Riverside Drive.

Lauderdale-by-the-Sea

DÓNDE: En Commercial Boulevard.
SABOR: Algodón dulce color rosa.
PÚBLICO: Turistas, familias con niños pequeños.
DETALLES: Siéntase como si estuviera de vacaciones aun si usted vive a 10 millas de distancia. El pueblo está lleno de tiendas y restaurantes al estilo de la vieja Florida, ofreciendo helados, artesanías de conchitas y comida servida al fresco. Eso es en The Ocean's Edge (antes Sandy Shoes Cafe), 4512 El Mar Dr., donde las mesas están colocadas frente al mar y los niños pueden jugar mientras esperan por su almuerzo. Unos simpáticos moteles y el Anglin's Fishing Pier se suman al atractivo del lugar. No hay salvavidas, así que nade bajo su propio riesgo. Los residentes de la ciudad pueden comprar pases anuales de estacionamiento, pero los visitantes pueden estacionar frente a los cercanos parquímetros por $1 la hora o $.50 la hora, si no le importa caminar.

Fort Lauderdale

DÓNDE: Desde Harbor Beach al norte de Port Everglades Inlet hasta Oakland Park Boulevard.
SABOR: El olor a coco de las lociones bronceadoras.
PÚBLICO: ¿Quién no viene a esta playa? Turistas, familias, amantes de la naturaleza, aficionados a los deportes, aficionados a las compras, estudiantes en receso de primavera.
DETALLES: Comenzando desde el sur: Harbor Beach, entre Port Everglades Inlet y 17th Street Causeway, tiene arena suave pero el acceso es complicado, sin estacionamiento a la vista. En lugar de ello, camine, venga en bicicleta o quédese en uno de los hoteles frente a la playa. Las familias se reúnen al sur de Las Olas Boulevard, cerca de los campos de juegos y las mesas de picnic, al igual que de los campos de voleibol y baloncesto y el alquiler de equipos. Más acción lo espera apenas al norte de Las Olas Boulevard, con el legendario Elbo Room, Beach Place, bares, restaurantes, tiendas, ciclistas, patinadores y la hermosa muralla marina. Los lotes de estacionamiento son abundantes, pero por lo general están llenos. En Sunrise Boulevard, Hugh Taylor Birch State Park ($1 para peatones y ciclistas, $3 por conductores solos y $4 por autos con dos o más personas) tiene un túnel que conduce hacia la playa; aquí puede hacer picnic, acampar, pasear en bicicleta, en canoa y mucho más. Si se dirige hacia el norte hacia Oakland Park Boulevard, encontrará el reino de la serenidad: no hay tiendas, ni turistas (bueno, hay menos turistas) y también, inevitablemente, el estacionamiento es escaso.

John U. Lloyd Beach State Park

DÓNDE: 6503 N. Ocean Dr., Dania Beach.
SABOR: Una tranquila porción de naturaleza en medio de la jungla urbana.
PÚBLICO: Gente que prefiere los pantanos, sin hoteles ni tiendas de camisetas, como telón de fondo para la playa.
DETALLES: El parque de 251-acres, adyacente a Port Everglades, ofrece un bosque costero subtropical con senderos de naturaleza, área de pantanos, lugares para picnic, alquiler de kayak y canoas ($15 a $20 por hora) y una rampa para botes. El parque ha perdido puntos por la pobre calidad de su arena y su ambiente menos que perfecto. ¿Qué significa esto? Esta ubicado entre el Atlántico y la Intracoastal Waterway. La entrada es de $3 por una persona, $5 por de dos a ocho personas.

Dania Beach

DÓNDE: Dania Beach Boulevard.
SABOR: Galletas Graham con leche: perfecto para un momento de tranquilidad.
PÚBLICO: Para las personas que aman la playa, pero no las multitudes.
DETALLES: A pesar de estar ubicado cerca del Aeropuerto Internacional Fort Lauderdale-Hollywood, Dania Beach es una joyita de tranquilidad con un muelle para pescar, cabañas estilo tiki y suave arena. La pesca cuesta $3 en el muelle ($1 para espectadores) y se puede alquilar el equipo por sólo $6. Se puede estacionar por $1.25 por hora en lotes con parquímetros. Ligeramente claustrofóbica, pero vale la pena por la tranquilidad. ¡Shhh! No revele el secreto.

Hollywood

DÓNDE: Norte de Hallandale Beach Boulevard; North Beach Park está en Sheridan Street.
SABOR: Chex Mix: un poco de todo.
PÚBLICO: Familias, parejas, aficionados a los ejercicios y en la temporada apropiada, turistas invernales de Quebec.
DETALLES: Hollywood ofrece una playa para todos. ¿Quiere tomar el sol frente a una vieja gloria? Vaya frente al viejo Hollywood Beach Resort en Hollywood Boulevard. ¿Quiere ir de compras, pasear en bicicleta, comer, mirar a la gente o escuchar un concierto junto al mar? Vaya al Boardwalk; la concha acústica está en Johnson Street. ¿Quiere llevar a la familia para pasar un día en contacto con la naturaleza en la arena? Vaya al North Beach Park en Sheridan Street, donde el agua es hermosa como una fotografía, y los nidos de tortugas marinas le agregan un toque ecológico a la diversión. Los extremos norte y sur de Hollywood Beach son comparativamente tranquilos y libres de multitudes. El estacionamiento cuesta $5 hasta las 2 p.m. y $3 en adelante.

Hallandale Beach

DÓNDE: Hallandale Beach Boulevard y State Road A1A.
SABOR: Galletas Stella d’Oro: amadas por los jubilados.
PÚBLICO: Los residentes de los condominios, algunas familias más jóvenes y cualquier que no pueda recorrer unas millas más hasta Hollywood.
DETALLES: La característica torre de agua en forma de bola destaca sobre las orillas más sureñas del condado. Lo mismo que los condominios. La playa ofrece campos de bochas lo mismo que duchas, salvavidas, un campo de juegos y quioscos. Un problema: los permisos para estacionar en el área de la playa son sólo para los residentes.

Miami-Dade

Sunny Isles Beach/Golden Beach

DÓNDE: Sobre A1A desde 163rd St. Al límite con el condado de Broward.
SABOR: RC Cola. Todos lo saben pero lo han olvidado.
PÚBLICO: Residentes locales y familias.
DETALLES: El nuevo y exuberante pabellón estilo Deco de William Lane en 163rd St. Es un regreso al futurismo de la década de 1950 de Sunny Isles Beach aunque los típicamente kitsch moteles del área están cayendo víctimas del avance de los condominios. Aquí hay pocas instalaciones pero la playa es buena, y, al parecer, sólo los locales lo saben. El estacionamiento puede ser difícil de hallar pero hay lotes con parquímetros cerca del Ramada Inn apenas al norte del William Lehman Causeway. El lote de Pier Park le costará $6 al día durante la semana y $10 los fines de semana. Golden Beach sólo tiene estacionamiento para residentes.

Haulover Park Beach

DÓNDE: Sobre A1A alrededor de 10800 Collins Ave.
SABOR: Cuero crudo.
PÚBLICO: Adolescentes, familias y nudistas.
DETALLES: Esta extensa playa pasaría más bien desapercibida salvo por una cosa: La sección del extremo norte es de “ropa opcional”. De otra forma, es una playa áspera y venida a menos con una desesperada necesidad de mejoras. Graffiti y botellas rotas llenan los túneles que conducen a ella desde los lotes de estacionamiento, y a los baños no les vendría mal una limpieza.. Fuera de servir como el único paraíso legal para los nudistas en Miami-Dade, Haulover ofrece las instalaciones usuales: área para picnic, duchas, salvavidas y quioscos. Estacionamiento disponible en los enormes lotes vecinos por $5 diarios.

Surfside

DÓNDE: Desde 87th Terrace a 96th Street.
SABOR: Nilla Wafers.
PÚBLICO: Residentes un poco mayores.
DETALLES: Un área totalmente sin pretensiones con un sendero para caminar, dunas y sin aglomeraciones. Lamentablemente, el centro comunitario cercano en 93rd Street, que cuenta con una piscina y duchas, está cerrado por remodelación. Hay estacionamiento a más o menos una cuadra de distancia del playa, con parquímetros de $1 por hora.

North Shore Open Space Park

DÓNDE: Sobre A1A y 72nd St. en Miami Beach.
SABOR: Trail mix.
PÚBLICO: Amantes de la naturaleza.
DETALLES: Grandes extensiones de arena, áreas para picnic, baños mejores que el promedio, duchas y salvavidas. Un buen lugar para amantes de la naturaleza, con áreas de vegetación, dunas y arena decente. Una joya, por lo general pasada por alto, pero encantadora, entre las playas de Miami-Dade. Hay estacionamiento en lotes cercanos por $1 la hora.

Miami Beach, Mid-beach

DÓNDE: Entre las calles 22nd y 46th entre los hoteles.
SABOR: Chicle del día anterior.
PÚBLICO: Turistas que no están interesados en el brillo de South Beach.
DETALLES: El paseo tablado no está mal para una caminata pero la mayor parte de la playa esta en el lado en mal estado, con poco arena y rocas y una característica falta de ambiente en algunos lugares. Busque algunas mejoras cuando las construcciones de lujo de Ritz-Carlton y Cipriani lleguen en los próximos años. Pero por ahora, hay pocos baños y escaso estacionamiento con parquímetros en las calles aledañas cerca de los hoteles, por $.50 la hora.

South Beach

DÓNDE: A lo largo de Ocean Drive desde el área de Government Cut hasta 22nd Street.
SABOR: Picante.
PÚBLICO: Vale de todo.
DETALLES: El océano es aún lo mejor que South Beach tiene para ofrecer tanto a turistas como a nativos. Y South Beach es un excelente ambiente para estudios sociales: ¿Quiere ver a los gays en su ambiente natural? Vaya a 12th Street. Interesado en los tablistas u otros buscadores de emociones? Estas criaturas tienden a congregarse alrededor de las calles First hacia Fifth. (Cuidado con los descuidados pilotos de motos acuáticas en esta área). Las familias están casi en todas partes. ¿Mujeres semidesnudas? Por todas partes y tan fáciles de encontrar como una estrella de segunda en los salones de VIP de alguno de los clubes cercanos. Dependiendo de sus necesidades de lujo, el alquiler de sillas le puede costar de $9-$15, además de $12 adicionales si quiere una sombrilla. Pero los precios varían en diferentes lugares de la playa; el concierge de su hotel podría recomendarle un lugar. Al otro lado de la calle están el Art Deco District y Ocean Drive, en donde puede encontrar restaurantes, tiendas y kitsch. Los baños son variados, con instalaciones más o menos nuevas en 14th Street. El estacionamiento es un problema en las calles con parquímetros (de $.50 a $1 por hora) y los lotes privados son una estafa. Su mejor opción: estaciones en uno de los garajes de Collins Avenue, que cuestan de $10 por día a $1 por hora en espacios de propiedad de la ciudad.

Crandon Park Beach

DÓNDE: En Key Biscayne al sur del Seaquarium (4000 Crandon Blvd.)
SABOR: Papitas Lay's. Confiable, familiar, pero poco emocionante.
PÚBLICO: Familias del interior de Miami.
DETALLES: Lo que a Crandon le falta en pizzazz lo tiene en confiabilidad, con sus largas áreas de arena suave sobre las cuales tirar sus toallas para tomar el sol. Las palmeras están salpicadas por la arena ofreciendo algo de sombra para leer la última novela de bolsillo. Esta es realmente la playa perfecta para familias. Mamá y papá pueden relajarse y hay suficiente también para que los niños se entretengan. Hay salvavidas, algunos quioscos y áreas para picnic con mesas y parrillas para barbacoa, aunque no hay suficientes baños. El estacionamiento es, por lo general, adecuado. Un problema: Cuando las aguas están tranquilas se percibe un claro aroma a desagüe. El peaje por el acceso a Key Biscayne es de $1.25 y el estacionamiento cuesta $5 por auto y $10 por ómnibus una vez dentro de la isla..

Bill Baggs Cape Florida State Recreation Area

DÓNDE: Extremo de Key Biscayne.
SABOR: Pastel de lima de los Cayos –un viejo postre de la Florida.
PÚBLICO: Familias, aficionados al esnórquel.
DETALLES: El huracán Andrew dejó una marca muy profunda en esta joya hace un tiempo, pero la naturaleza ya ha curado muchas de las heridas. La playa y parque con mucha sombra son apreciados por las familias que pasan los días de fin de semana en las abundantes parrillas para barbacoa y mesas de picnic, áreas de juego y baños. Para quienes buscan serenidad este es un lugar muy tranquilo para absorber la naturaleza. Cape Florida, ubicado en el extremo de Key Biscayne (busque el antiquísimo faro que se levanta orgulloso contra el cielo), ofrece 1.25 millas de playa de arena. Traiga el esnórquel y las aletas, porque hay mucha vida marina interesante entre la vegetación marina a pocas yardas de la orilla. El peaje de acceso a Key Biscayne cuesta $1.25 y el precio de entrada es de $1 para peatones y ciclistas, $3 por auto con 1 persona y $5 por auto con hasta 8 personas.

Matheson Hammock Park

DÓNDE: 9610 Old Cutler Road en Miami.
SABOR: Root beer en un jarro helado: un sabor antiguo pero refrescante.
PÚBLICO: Familias, más bien jóvenes.
DETALLES: No es una playa propiamente dicha, pero cuenta con un atolón artificial que recibe sus aguas de las mareas de la Bahía de Biscayne. El fondo es más bien viscoso y lodoso pero los alrededores son hermosos y las familias los adoran por esa razón. Hay un embarcadero de servicio completo y un snack bar y el restaurante Red Fish Grill, ubicado en un edificio histórico de roca de coral, además de pabellones para picnic y senderos de naturaleza. Abundante estacionamiento en lotes, pero debe pagar $4 de entrada por vehículo y $10 por bote.

Homestead Bayfront Park Beach

DÓNDE: 9698 SW North Canal Dr., Homestead.
SABOR: Hamburguesas, básico pero satisfactorio.
PÚBLICO: Familias reunidas alrededor de la parrilla.
DETALLES: Ofrece una playa de atolón con instalaciones que incluyen un embarcadero, snack bar, parrillas para barbacoa, alquiler de refugios para picnic, un campo de juegos y salvavidas. Estacionamiento en el lugar, por $4 por auto, $10 por vehículo recreativo y $10 por bote.

The Keys

Clarence S. Higgs Memorial Beach

DÓNDE: Cerca del extremo sur de White Street sobre Atlantic Boulevard en Key West.
SABOR: Ensalada de algas.
PÚBLICO: Familias, turistas.
DETALLES: Esta playa es más bien pequeña, pero incluye refugios y estructuras para picnic con decoración de pescados; un muelle que está decorado con huellas pintadas, y arena y playas saladas y salpicadas de algas. El estacionamiento con parquímetros cuesta $1.50 por hora. El muy similar C.B. Harvey Rest Beach Park está a un lado.

Smathers Beach

DÓNDE: Sobre South Roosevelt Boulevard al oeste del aeropuerto en Key West.
SABOR: Cereal genérico: una copia de otras playas de arena, deportivas del sur de la Florida, pero sin nada especial.
PÚBLICO: Voleibolistas, bañistas, turistas. (Después de todo es Key West).
DETALLES: Una larga extensión de arena, poblada de palmeras, la playa es un buen lugar para refugiarse de los excesos de Duval Street. Nets de voleibol y opciones de alquiler para deportes acuáticos a su servicio. Estacionamiento en parquímetros en la calle por $1.50 por hora.

Bahia Honda State Park

DÓNDE: Entre los marcadores de millas 36 y 37 en Bahia Honda Key.
SABOR: El paraíso como aparece en los anuncios de Corona.
PÚBLICO: Acampantes, buzos con esnórquel, exploradores, pescadores, marineros, caminantes en aguas poco profundas y observadores.
DETALLES: Uno puede hacer de todo aquí. Puede pasar la noche en una cabaña o una carpa y despertarse con un dorado amanecer. Nadar en el Atlántico o la Bahía de la Florida. Caminar por las aguas cristalinas y poco profundas. Pasear en bicicleta. Pasear en barco, pescar o simplemente quedarse cobre la atractiva arena y relajarse. Puede alquilar kayaks a $10 por hora. ($20 si desea uno doble) o tomar una excursión con esnórquel por $29 por persona. El equipo le costará $2 por pieza, pero se queda con la máscara como souvenir. Asegúrese de venir temprano porque los alquileres terminan a las 3:30 p.m. La entrada al parque cuesta $5 por vehículo y $.50 por cada persona que traiga. Los peatones y ciclistas pagan $1.50.

Información compilada de reportajes de The Miami Herald por Melissa García.

Speak Up!