Sin pasaporte: Española Way

 

Construida en la década de 1920 y recordando las villas románticas halladas en Francia y España, esta área mantiene su encanto.

folie_0.jpg
Una delicia de A La Folie en South Beach. Foto: Jared Lazarus
 

Por CB Mills

Construída en la década de 1920 y modelada recordando las villas románticas halladas en Francia y España, Española Way mantiene su encanto casi un siglo después. Es tan querida por los locales que se ha convertido en uno de los primeros distritos de Preservación Histórica de Miami Beach (junto como Ocean Drive/Collins Avenue). Probablemente usted ya esté familiarizado con el extremo este de Española Way (donde se encuentra con Washington Avenue), pero esperándolo más allá de las gritonas meseras con menús en las manos que cuidan la entrada hay unas cuantas joyas escondidas que aún debe descubrir. Dé un paseo por la hermana menor de Lincoln Road, más pequeña y más bohemia o, mejor aún, vaya por la noche.

Comience lubricando la conversación con una copa de vino en Cavas, el bar de vinos abierto recientemente. Concebido como un cómodo y no intimidante experiencia de salón de cata, Cavas ofrece 80 vinos para autoservicio en modernas máquinas dispensadoras de vino. En otras palabras, no hay necesidad de pasar vergüenzas pronunciando mal su selección ante el sommelier. El vino se sirve por onzas, media copa o copa, y se ofrecen los aperitivos usuales. La cantidad de asientos en el interior y el exterior es adecuada, aunque muchos prefieren quedarse de pie para discutir sobre las uvas.

A pocos pasos está la Cinemateca de Miami Beach. Cualquiera puede llevar a su acompañante a ver el último éxito de la pantalla, así que impresione a su potencial compañera con lo último que tiene Cannes para ofrecer, un preestreno de documental de PBS o uno de los participantes en el festival local de cine. Aquí no se sirve alcohol, de manera que podría convenirle llenar un frasco en uno de los dispensadores de Cavas. O, si ya tomó demasiado, manténgase despierto durante la película con un espresso y una barra de chocolate gourmet. Recientemente pasaron a alta definición (HD), de manera que cuando se case de leer subtítulos, los preciosos colores lo mantendrán interesado.

Después de la película, vaya a vecino A La Folie para una cena tarde. Este auténtico café francés tiene las mejores crepas a este lado del Atlántico (podría hasta regresar para el desayuno). Pida algo tanto del menú de dulces como del de salados y empápese del ambiente íntimo. Si éste no es el punto final perfecto, es momento de retirarse a Match.com -pero si lo es, el histórico Clay Hotel está camino hacia Washington Avenue...

Fecha de publicación: 5/08

Speak Up!