Side Bar

 

Es una variante a la noche de relax, con buenos tragos, cervezas importadas y de barril, una gran variedad de cócteles.

Side Bar
Stefany, Daniela y Dinah. Foto: Julio A. Martínez
 

Por Sandra Palacios

Es una variante a la noche de relax, con buenos tragos, cervezas importadas y de barril, una gran variedad de cocteles, shots y vinos, y buena música de DJ

Dicen por ahí que bailando se olvidan las penas, o al menos por un rato, y qué mejor terapia que ésta para despojarse de la tensión de la semana. Side Bar, en pleno corazón de Brickell, es la nueva creación de Archie's Pizza, un acogedor local para rumbear hasta el amanecer como en la propia sala de la casa.

Con un espacio para unas 100 personas, Side Bar se ha convertido poco a poco en un frecuentado punto de encuentro para los vecinos del centro financiero; sus clientes, en su mayoría ejecutivos jóvenes del área, van en busca de un rato de esparcimiento luego de su agitada jornada laboral y terminan prendidos del ambiente y la música, hasta que las corbatas pierden la compostura.

Side Bar cuenta con una sencilla pero completa barra de tragos, una decoración descomplicada: muebles artesanales y cojinería blanca, paredes de ladrillo, pisos rústicos, velitas y pequeñas lámparas ubicadas alrededor del lugar y los ductos del aire acondicionado como parte del escenario. El local, que más parece el garaje de una casa, no necesita de gran parafernalia para que nadie se quede sentado, cuando el DJ desde la consola sacude a los presentes con tandas de salsa, merengue, reggaetón, electrónica y hasta rock en español.

Una noche de viernes o sábado puede arrancar con una cena descomplicada en las instalaciones de Archie's, con sus pizzas gourmet, antipastos, carpaccios, brusche-ttas, calzonis, pastas y panninis; si lo que se busca es una movida relajada, las mesitas ubicadas en la parte de afuera del local, impregnadas con toda la energía de Brickell, las luces, la gente, y la energía en vivo del rock clásico anglosajón a cargo del guitarrista Mike Colucci son una buena opción.

Y justo al lado de este provocativo ambiente está Side Bar, ofreciendo una variante a la noche de relax, con buenos tragos, cervezas importadas y de barril, una gran variedad de cocteles, shots y vinos, y la buena música del DJ Juan San Martín. La rumba pasa por las más pegadas de Juan Luis Guerra, Carlos Vives, Fonseca, Daddy Yankee, Juanes, Marc Anthony, Joe Arroyo, Fruko y sus Tesos, Shakira, Willy Colón, entre otros, y también complace a los amigos de la electrónica con buenas pero no extensas tandas de house y dance.

Mientras tanto, unas pequeñas mesitas, estratégicamente ubicadas soportan los tragos de los animados asistentes que no se resisten a la oferta del DJ, y la buena vibra contagia a los de afuera. A la media noche, la temperatura ya está arriba y no se detiene.

La gran familia Archie's, una cadena de pizzerías gourmet con base en Colombia, se ha expandido rápidamente en Miami con sedes en Doral, Coral Gables y Key Biscayne. La locación de Brickell es la más prendida de ellas y está acorde con el movimiento y el auge del centro financiero, que se ha convertido en los últimos meses en un hot spot de la vida nocturna miamense.

Side Bar es un buen lugar para celebrar cumpleaños o eventos privados, por su ambiente acogedor y descomplicado; la cita puede ser después del trabajo con los amigos, comida juntos en Archie's, un buen trago y a bailar se ha dicho.

Los viernes y sábados se puede disfrutar de su especial de happy hour, con Margaritas y cervezas de barril dos por una.

Speak Up!