Shiso

 

Una vez se entra a Shiso los visitantes participan de una divertida experiencia oriental.

Shiso
Stephanie Thomas, Linda Suarez, Nicolle Canter-Vargas. Foto: Alvaro Santistevan.
 

Por Sandra Palacios

Los pubs siempre han sido una conveniente opción para noches de ocio en las que simplemente se quiere disfrutar con los amigos, o en pareja, de un momento relajado, con trago en mano, buena música y, por qué no, de buena comida. En Shiso se tiene todo lo anterior --la magia de un bar japonés y toda la energía de South Beach-- en un acogedor lugar.

El local ofrece el encanto de los tradicionales izakayas japoneses --o sake pubs-- que mucho tiempo atrás se crearon para los miembros de la clase alta del país, que iban en busca de tragos y comida al final de la jornada. Poco a poco, los izakayas se popularizaron y se convirtieron en espacios para todos --y todas-- y ahora están por todo el mundo imponiendo su cautivador estilo.

Shiso convierte un típico espacio de South Beach en territorio extranjero. Una vez se entra al enigmático local de luces bajas, enormes chandeliers de hierro forjado, paredes de ladrillo y réplicas japonesas de pop art, los visitantes participan de una divertida experiencia oriental, con detalles como la toalla caliente (oshibori) para limpiarse las manos, hasta los pequeños aperitivos (otoshi), que ofrecen los amables meseros mientras usted se decide si ir por tragos o comida.

El local está dividido en lounge y comedor, aunque en ambas partes se puede disfrutar de cocteles o de una deliciosa cena; a un costado se encuentra una conveniente barra en forma de U, que invita a los asistentes a probar de uno de los mayores atractivos del lugar. Su mixologist, Christian González, un experto en sake entrenado en Niigata, Japón, ha creado una explosiva lista de bebidas donde la típica bebida de arroz es la protagonista. En ella están el Funky Budha, con milky sake y sake regular, frutos rojos, néctar de agave y jugos de naranja, granadina y limón ($12); el Pearl Necklace ($12) con milky sake, puré de piña, fresas, leche de coco, néctar de mango y jugo de lychee; o el Shiso Fine, que además de tener un nombre divertido mezcla kiwis bañados en sake, fresas, pepinos, albahaca, limonaria, miel y jugo de aloe vera.

Pero si la cosa es de hambre, la experiencia en Shiso es completa, con una gran variedad de sushi, sashimi y rollos Mokimono, como el Spicy Tuna, o el tricolor, con atún, yellow tail, salmón, scallions y yuzu peppercorn, todos creación de su chef ejecutivo, Joseph `'Chino'' Brasero.

Mientras se goza de sus provocativos tragos o de su delicioso menú, una atractiva lista de música, entre chill out, house, reggae y bossa nova ambientan el local, perfecto para arrancar una noche de viernes o para sentarse tranquilo a no pensar en nada.

El jueves es uno de los días más concurridos por su Bossa Nova Thursdays, una mágica noche engalanada con la voz de Clara Téllez. Los martes, la movida se pone buena con los sonidos del músico local Cleaveland Jones, quien con su pegajosa mezcla de bossa, jazz, samba y reggae prende el ambiente.

Shiso es un enigmático bar de barrio que reúne todo lo necesario para noches de diversión y buena comida: toda la energía y magia del Japón en pleno corazón de South Beach.

Speak Up!