Sabor latino

 

Comida puertorriqueña, colombiana y cubana en Broward

snapper.preview.jpg

Por Elaine Walker

Para muchos latinoamericanos en el sur de la Florida, el calor del hogar está tan cerca como en el restaurante del vecindario. Aquí te mencionamos tres que probamos recientemente.

•    Escondido en una pequeña plaza comercial en Davie, Borinqueya es un restaurante puertorriqueño sin mucho lujo. Junto al mofongo – maduros machacados fritos al ajo con mariscos o carne- platos clásicos incluyen alcapurrias (buñuelos de banana verde frita), bistec encebollado (carne con cebollas) y habichuelas (frijoles rojos). El servicio deja mucho que desear (comida fría, insuficientes mozos, lentitud en la entrega de platos de fondo), pero si eso mejora, el restaurante tiene potencial. La comida fue de alta calidad, aunque algunos de los precios estuvieron un poco altos. Los platos de mofongo estuvieron sabrosos y suficientemente grandes como para compartir. El bistec de falda y/o pollo son servidos encima con una sabrosa mezcla de pimientos y cebollas salteadas. Para los menos aventureros está la pechuga de pollo con la misma mezcla de pimientos y cebollas. El único descontento fueron los pequeños y secos pedazos de cerdo frito sazonados más al estilo asiático que latino.

•    Una visita a Laura’s Cuban es como ir a la casa de un familiar. La pareja de esposos que atienden este pequeño negocio en Hollywood te tratan como si fueras parte de su familia. Y los precios son perfectos para los bolsillos más exigentes. Hay múltiples opciones para el desayuno por menos de $5, almuerzos por menos de $6 y cenas por menos de $10. El menú contiene todos los platos típicos cubanos, nada elaborado, desde sándwiches cubanos y croquetas hasta palomilla steak y picadillo.  Coloridas obras de arte en la paredes iluminan el sencillo ambiente, y la vasta colección de sodas y cervezas es un detalle inesperado. La media jarra de sangría es suficiente para tres personas. La porción de trozos de cerdo frito estuvo sabrosa y contundente, pero necesitaba extra salsa picante, y la ropa vieja fue una sólida ejecución. En conjunto, la comida está del lado desabrido, así que asegúrate de chequear las salsas picantes para realzar el sabor de tus platos.

•    El restaurante Casa Campesina en Davie intenta ofrece un poquito de todo para cada uno. Hay un restaurante con mesas, una taberna, club nocturnos y una terraza al aire libre. Sirven almuerzos como también comida de noche y permanecen abiertos las 24 horas durante los fines de semana. Obviamente, la acción no comienza sino hasta tarde por la noche. El salón comedor estaba virtualmente vacío a las 7 p.m. un sábado por la noche. Con sus acogedores asientos y maderas oscuras, el restaurante se asemeja a un asador latinoamericano que es lo suficientemente casual para los niños pero lindo también para una cita. Además de las especialidades colombianas, como la bandeja paisa (una plato mezclado) y cazuela de mariscos (estofado de mariscos), el menú incluye una variedad de platos latinoamericano desde fajitas mejicanas hasta saltado peruano. Empanadas y arepas con chorizo son excelentes aperitivos. La picada campesina le da al amante de las carnes un poco de todo: carne, pollo, piel de cerdo, morcilla, tostones y arepa de choclo. Los mariscos con arroz no estuvieron a la altura, ya que las vieiras estaban sobrecosidas y otros de los ingredientes no se sentían frescos.

 

Speak Up!