Rum & Coffee, funk con sabor cubano

 

Rum & Coffee, funk con sabor cubano

ju0In.Em_.84.jpg

Por Hernán Vera Álvarez

“Nosotros hacemos un mix de trova con funk y música cubana. Algo así como un trova-funk-cubano. Algo muy moderno”, dice con buen humor Fabián Alvarez, flautista de Rum & Coffee, grupo de músicos cubanos que desde que se formó en el 2011, viene sonando fuerte en el circuito de artistas de Miami.

En vivo, Rum & Coffee tiene una solidez atractiva que se complementa con la voz de Raúl Morera, pura sutileza. “El tiene una voz muy dulce pero a la vez es muy sonero. Por lo general, los cantantes cubanos o son muy soneros o muy del hip hop, raperos, pero no con la mezcla de matices de Raúl”, opina el músico.

El estilo del grupo, ese mix de sonidos sugerentes, es algo que no estaba en la mente de los músicos. Rum & Coffee –que se completa con Alexis Arce (baterista), Alexis Cuesta (conga), Victoriano Nápoles (bajo)– creó su identidad artística mientras ensayaba.

“Al principio hacíamos mucha música tradicional cubana. Pero nos dimos cuenta de que teníamos que americanizarnos un poquito más con el funk, pero sin perder nuestras raíces”, explica Alvarez.

En cada actuación el grupo toca parte del material de su álbum debut, Te voy a amar (2013). “Este disco realmente se hizo muy rápido” aclara Fabián. “El público siempre nos pedía un disco, así que finalmente decidimos grabarlo. Todo lo hicimos en cuestión de días. Tiene covers y temas nuestros como Anda y Son Blues. Solo fue para ese momento, no pensamos en una obra que perdure. Este verano, definitivamente, vamos a grabar uno nuevo. Estamos muy enfocados”, apunta.

Si bien Rum & Coffee toca en muchos lugares de la ciudad, el grupo tiene como base de operaciones Havana 1957, en Brickell. Ahí se sienten muy cómodos y, lo más importante, tienen un público fiel.

“Cada vez que tocamos se llena el lugar, a la gente le gusta mucho”, dice. “Nuestro público es muy distinto: hay estadounidenses, colombianos, venezolanos, cubanos. Eso es muy bueno. Creo que es porque nuestra música es muy fresca y la gente la asimila mucho”.
A Rum & Coffee le gustaría tocar en otros lugares de Estados Unidos –que ya están dentro de los planes para el año– y también en Cuba.

“De verdad nos encantaría tocar allá. Ahora hay un intercambio cultural en lo que se refiere a que los cubanos de la isla pueden actuar aquí, pero nosotros no. Eso es un poco egoísta. Sería bueno que todos los cubanos que vivimos en este país podamos tocar allá. En definitiva, todos somos cubanos”, afirma Alvarez.

Speak Up!