The Room 316: la noche alrededor de la piscina

 

El bar-lounge del Doral está convenientemente ubicado cerca a los centros comerciales International y Dolphin Mall.

WIlliam, Antonio, Adlin y Héctor en The Room 316 Alex Mateo de Acosta / Especial/El Nuevo Herald
WIlliam, Antonio, Adlin y Héctor en The Room 316 Alex Mateo de Acosta / Especial/El Nuevo Herald
 

Por Erwin Pérez l @erwin_perez

La explosión poblacional que la zona de Doral ha experimentado en la última década también se manifiesta en la aparición de numerosos lugares para la diversión nocturna.

En este contexto irrumpe en este sector de Miami The Room 316, suerte de bar y lounge localizado en el tercer piso del hotel Eurosuites, en la avenida 107, frente al centro de compras International Mall y a pocas cuadras del Dolphin Mall.

Al dar dos pasos en el lugar ya se siente la atmósfera estilo Miami Beach que se ha querido conseguir. Lo primero que se ve al llegar es una piscina al aire libre, flanqueada, como debe ser, de barras para servir bebidas.

Por lo general, el buen clima del sur de la Florida invita a instalarse en alguno de los mullidos sofás con reminiscencias hindúes que rodean la piscina. Si uno se asoma al borde de la terraza vislumbra el International Mall, pero lo normal es permanecer sentado, departiendo con amigos o mirando videos en alguna de las dos pantallas gigantes.

La música tiene un rol importante en este local, que abrió sus puertas en julio. Por los altavoces suenan desde Shakira hasta Oscar D’León; casi todo el repertorio es en español. Y cada tanto en las veladas irrumpen cantantes y músicos que hacen miniconciertos en vivo.

En The Room 316 la consigna es la relajación, pasar un buen rato sin estridencias. El sitio está abierto los miércoles, jueves, viernes y sábados, de 5 p.m. a 2 a.m.

“Me gusta venir aquí porque me atienden como un rey”, asevera Julio Rodríguez, quien vive en el mismo Eurosuites, que cuenta con un ala donde se puede residir de forma permanente. En la mesa que ocupa Rodríguez también está Daniela Cenzano, modelo del programa Sábado gigante, de la cadena Univision.

La escultural joven vive en Doral y acude periódicamente al lounge porque, según apunta, “es un lugar que tiene mucha clase”, y completa, “no creo que en toda la zona de Doral haya un bar como éste”.

Trabajando como hormiga, yendo y viniendo, atento a toda la actividad, destaca la presencia del gerente Gastón González, un argentino que llegó a Miami en el 2000.

El mánager habla con pasión de lo que ofrece The Room 316. “Servimos tapas como empanadas, queso fundido, tabla mediterránea y tequeños venezolanos”, explica. Claro que los ojos le brillan cuando habla de su máximo orgullo: la coctelería.

Apenas se ingresa al bar interior, techado, se nota el interés de los responsables del lugar por las bebidas mezcladas: una gran pizarra menciona los cocteles bandera del lugar. El número uno es el 316 Cup, que contiene una combinación endemoniada de dry gin, licor Velvet Falernum, bitters, ginebra Nolet y soda.

Si el espacio al aire libre remite a South Beach, el interno, de mucha menor dimensión, remite a una cabaña invernal, revestida en madera, con paredes cubiertas de estantes de libros. En un rincón, descansa un piano.

Consultado por los leves guiños culturales decorativos, González subraya que The Room 316 también pretende “tener una onda artística, que recuerde a los bares de Wynwood o Midtown”.

“Estamos recién comenzando, pero nos sentimos muy satisfechos con los resultados”, asegura el mánager, a manera de conclusión general, y sigue con la faena de supervisar que el centenar de asistentes pase momentos agradables.

www.elnuevoherald.com  

 

 

 

 

Speak Up!