Rock cantado en español: Enanitos Verdes en concierto en Miami Beach

 

El clásico grupo argentino prepara nuevo disco y cuenta con la colaboración de Cristian Castro

See video

HERNÁN VERA ALVAREZ | hveraalvarez@yahoo.com

Alguna vez alguien comentó mitad en broma, mitad en serio, que los Enanitos Verdes eran un éxito silencioso en Estados Unidos. Con escasa publicidad y muy poca presencia en los medios de comunicación, el grupo argentino es de los contadísimos que pueden colgar el cartelito de sold out en la ventanilla del teatro donde van a tocar. La clave del éxito se encuentra en los 30 años de carrera y el ser de los primeros artistas de rock latino que se animaron a emprender la aventura de conquistar América. Todo eso es cierto, pero más aún es el inconfundible arsenal de canciones clásicas que exceden la veintena. Con melodías pop FM, se podría decir, los Enanitos Verdes se convirtieron en la banda del espectador promedio que disfruta el rock cantado en español en este país, y eso no es poco.

Mientras se realiza esta entrevista, Marciano Cantero (voz y bajo del grupo) viaja cómodamente por las carreteras de la ciudad de San Francisco. Se lo escucha relajado, amable como siempre, y muy contento. “Ayer dimos un concierto en esta ciudad que es la capital de muchas cosas, pero sobre todo, es la capital de la onda”, comenta.“En un momento dejé de cantar y el público completó la canción, y la verdad que eso es fantástico, algo que te toca muy hondo, y es una señal que el trabajo que uno hizo valió la pena. Uno plantó una semilla y ahora hay un árbol y nosotros estamos a la sombra”.

Esta gira que comenzaron hace un par de semanas atrás, dice Cantero, tiene un sabor especial. Primero se fue el baterista histórico del grupo, Daniel Piccolo. Pero a no desesperarse: el elegido para ocupar su lugar fue Jota Morelli, un excelente músico que trabajó con grandes valores del rock como Fito Páez y Luis Alberto Spinetta. Lo segundo, no menos grato, es que el tour americano incluirá canciones del nuevo disco que el grupo está grabando en Los Ángeles. Los Enanitos Verdes hace cuatro años que no publican material nuevo.

“La industria no está pasando un gran momento”, responde el autor de La muralla verde. “Por eso ahora decidimos hacerlo de manera independiente y la verdad que el tiempo que tomó el disco, que fue mucho, se ve y se siente. Nosotros empezamos en 1979, puedes imaginar que hemos grabado muchos discos y tenemos un repertorio largo de canciones, pero con este disco nos dimos el gusto de grabar canciones que teníamos muchísimas ganas de hacerlas. Y de alguna manera esta gira es el cierre de una etapa. Así lo sentimos. Estamos con ganas de que venga la próxima. Y va a ser una cosa completamente nueva, aunque seguiremos tocando los clásicos”.

Los nuevos temas, que podrán escuchar los afortunados que vayan este domingo al Jackie Gleason, suenan con la contundencia de un power trío. En este sentido, la incorporación de Morelli es esencial. Con él, a la solidez del bajo de Cantero se suma el virtuosismo de la guitarra de Felipe Staiti. “Es un sonido muy potente. Hicimos las cosas de la manera correcta, ensayamos mucho, y hay canciones que tienen más de tres años y otras muy nuevas. Hay un buen equilibro. Grabamos con instrumentos de los años 1970, como los que usaba Led Zeppelin, con un sonido muy en vivo”.

En un momento, mientras Marciano habla de las cualidades del disco, de pronto, como al pasar, irrumpe el nombre de Cristian Castro. Este cronista, sorprendido, pregunta si es el mismo cantante comercial que todos conocen. El argentino, como quien comete una travesura, responde: “El mismo”. Y se pone a explicar cómo es que llegó el músico mexicano a tocar con ellos:

“Nos encontramos en los pasillos del estudio. El estaba grabando su disco en la sala de al lado. Y así, de una, le preguntamos si quería grabar con nosotros un tema. Enseguida aceptó. Me asombró la onda para tocar rock and roll que tiene Cristian. Los dos, por otra parte, vivimos situaciones muy parecidas: él estuvo por mucho tiempo en Argentina porque se casó con una argentina, y yo paso muchos tiempo en México porque mi mujer es de allí. Ahora con Cristian somos buenos amigos”.

Speak Up!