Rick's Bar calienta las noches de Hialeah

 

El club ofrece música en vivo y una gran pista de baile para pasar una buena noche de rumba.

ri.jpg
Nadja Vega, Ana Vázquez, Sandra Ascenio, María Dimuro.
 

Rick's Bar reabrió sus puertas, y aunque conserva cierta atmósfera nostálgica, ya no es el mismo de los años 80 que algunos recuerdan. El club, ubicado en el Howard Johnson de Hialeah Gardens, le ofrece música en vivo, DJ invitados y una gran pista de baile a todo el que se anime a pasar una buena noche de rumba.

Del Rick's Bar de antes quedan el ambiente fiestero y los buenos recuerdos. La tarima que hace más de 20 años retumbó con la música de Grupo Niche, Tito Rojas, Eddie Santiago y Manolín ``El médico de la salsa'', y recibió a estrellas anglo como The Cover Girls, France Joli, Sweet Sensation y The Stevie Band, hoy en día se desempolva con nuevas propuestas musicales, música de diferentes géneros y bandas locales e invitadas.

Mientras se calienta el ambiente, la noche en Rick's Bar puede arrancar con clásicos del rock y el pop, y algunos hits del momento, para darle paso al baile, con música dance, salsa, merengue, reggaetón, algo de electrónica --para darle gusto a todo el mundo-- y todo lo que esté pegado en la radio.

``Simplemente vengo aquí a bailar toda la noche sin empujones ni precios ridículos, y con la ventaja de tener parqueadero gratis. ¿Qué más se puede pedir? Además, está cerca de mi casa y aquí me encuentro con mis amigos'', nos dice Raúl Meléndez, un venezolano cliente del local, mientras ordena un mojito del bar.

El bar cuenta con una decoración sencilla, nada pretenciosa, un par de salas VIP separadas por unas cortinas de terciopelo, una generosa pista de baile cerca de la tarima y una gran barra dispuesta para los sedientos, en toda la mitad. Sus bartenders, en su mayoría atractivas mujeres ataviadas con diminutos chalecos negros que dejan poco a la imaginación, son las encargadas de subir la temperatura del lugar con explosivos cocteles, shots y todo tipo de trago. El especial de Grey Goose a $100, antes de la medianoche del sábado es uno de los más apetecidos.

Con precios razonables y parqueadero gratis, el lugar tiene la ventaja de ser al mismo tiempo un bar para tomarse unos tragos con los amigos y disfrutar del happy hour, y un club nocturno donde se puede bailar hasta el amanecer. Además, para los que prefieren comer antes de la rumba, la carta cuenta con una oferta de típicos platillos de bar, como alitas de pollo, sándwiches a la parrilla, hamburguesas, wraps y calamares fritos, por nombrar algunos.

Los días más prendidos son los viernes y sábados, con fiesta corrida hasta el amanecer, aunque el jueves la movida también se pone buena. El viernes, el DJ Noiz se monta en la máquina del tiempo y trae a la pista sonidos de antes como el disco, el freestyle y la salsa clásica. Y el sábado es de Sábados calientes, con las mezclas del DJ Cabrera, además de bandas invitadas como la de la noche de nuestra visita, Zona USA, y otras. Salsa, timba, merengue, house y un poco de todo animan a los trasnochadores a demostrar sus mejores movimientos en la pista.

Rick's Bar se prepara para el Super Bowl, el próximo 7 de febrero, con una espectacular fiesta, invitados especiales y la música del DJ Irie, en la que además de futbol habrá ¡rumba para todo el mundo! • 

Speak Up!