Reseña: Julieta Venegas

 

Como era de esperarse, Julieta Venegas cautivó al publico de Miami con su música y carisma en el teatro Gusman del Downtown, este domingo 27 de febrero.

Julieta Venegas concert

Esther Medina

Como era de esperarse, Julieta Venegas cautivó al publico de Miami con su música y carisma en el teatro Gusman del Downtown, este domingo 27 de febrero.

El concierto, que duró hora y media, comenzó con Venegas en el piano y la canción Amores Platónicos de su nueva producción discográfica “Otra Cosa”, aunque tampoco quedaron a un lado, los éxitos de siempre como Limón y Sal y De Mis pasos.

No hubo cambios de vestuarios ostentosos ni pausas innecesarias en la presentación, solo Julieta siendo ella misma, cantaba y contaba de sus momentos en relaciones alegres y fallidas mientras se proponía a tocar otro instrumento. La cantante demostró todo su talento como consagrada instrumentista, tocando el piano, guitarra, ukelele y su afamado acordeón.

La música fue creciendo en intensidad con el estilo acústico que la caracteriza, partiendo de las baladas hasta llegar a las más moviditas como Eres Para Mi, donde puso de pie a todo el publico quien emocionado cantaba en unísono el coro de la canción.

La cantante le dedicó a la audiencia la canción Eterno, deseando que no se acabara el momento y haciendo referencia a la situación migratoria también le dedicó Sin Documentos, canción originalmente de la banda española Los Rodríguez.

Al final, Venegas agradeció a sus seis músicos y tomados de la mano, hicieron reverencia al publico presente.

“Nos veremos muy pronto, nos encanta la vibra que tiene la gente en Miami” aseguró Venegas.

Speak Up!