Brickell Avenue albergará el lujo inglés