Alejandro Sanz deja el calor de Miami para el Ártico