Alta tensión: Barezzito, pasión por la diversión