Festival Internacional de Cine en Miami: Una pistola en cada mano