Midtown Miami, la energía sigue subiendo