Música: La nueva ilusión de Fonseca