Playas Divinas: una guía de supervivencia

 

Sol brillante, cielos de intenso color azul y temperatura abrasadora: las condiciones perfectas para un viaje a la playa.

spanish pic.jpg
Miami Beach. Photo: Patrick Farrell.
 

Por Fred Gonzalez

Sol brillante, cielos de intenso color azul y temperatura abrasadora: las condiciones perfectas para un viaje a la playa. North Beach, Mid Beach, Miami Beach, South Beach, Key Biscayne, Surfside, Sunny Isles: tanto Atlántico, tan poco tiempo.

Para mantener esta guía tan corta como una minifalda de SoBe, decidimos elegir sólo a South Beach – más conocida por su atractivo (gracias a sus bañistas en topless) que por su arena (gracias a los que botan desperdicios en la playa)—para darte algunos consejos de cuándo, dónde y cómo absorber los rayos en una tarde de fin de semana.

Lugares, lugares, lugares

El mejor lugar en South Beach para depositar tu trasero en una toalla y relajarte por unas horas (o todo el día) está entre la calle 3 y Ocean Drive. Esta área de la playa está poblada en su mayoría por residentes, así que no hay señal de escandalosos juerguistas, turistas a la moda o grupos de universitarios en una expedición. Solo paz y tranquilidad para ti y la persona que lleves (o conozcas).

Estacionamiento

Estacionar es siempre una lucha cuando se visita la playa. Una sugerencia es el garaje de la calle 5, en camino a South Beach. Otra idea es estacionar en el garaje de la calle 17 y Lincoln Road o en la calle 12 y Washington y luego tomar un taxi hasta la calle 3 y Ocean.

Mejor aún, si tienes un amigo que vive en South Beach, haz que compre un estacionamiento para invitados por $1.50 el cual es válido por 24 horas en la calles autorizadas.

Buena hidratación

Asegúrate de empacar un cooler pequeño con al menos dos botellas con agua (grandes). La clave para sobrevivir en la playa es estar hidratado. Incluso si deseas llevar dos latas de Corona o una botella de tu más reciente mezcla alcohólica, siempre necesitarás agua alrededor. Una idea es poner las botellas con agua en el refrigerador la noche anterior. Conforme el hielo se derrite, tu agua se mantendrá fría afuera en el sol.

Los fantásticos snacks

El almuerzo en la playa es divertido, así que asegúrate de empacar algunos snacks también. Compra un poco de uvas y ponlas en la refrigeradora antes de salir. Las uvas congeladas te refrescarán instantáneamente. Si deseas un sándwich, podrías ir al South Beach Cafe (121 5th St.; 305-604-8585) en la esquina de la calle 5 y Ocean Drive, entre T.G.I Fridays y la tienda de discos FYE. Recibido por el amable personal turco, puedes encontrar un fresco sándwich deli (nos gusta el de prosciutto y mozarella), cualquier tipo de chips o bebidas y agua, todo por menos de diez dólares y a sólo pocas cuadras de tu destino final.

Diversión y juegos

En la playa, entre la calle 3 y Ocean existe suficiente espacio para estar activo. Aparte de nadar un poco en el océano, asegúrate de llevar un set de paddleball o un frisbee para entretenerte activamente. Una pelota de fútbol o soccer también es una buena apuesta.

Pereza creativa

OK, así que quieres relajarte en la playa –nada de sudar extra, eso es para el gimnasio- y escuchar música o leer al tiempo que te bronceas.

Dile no a la suciedad

Ayuda a mantener limpias nuestras playas recogiendo tu basura al momento de irte. Esto incluye colillas de cigarrillos, si fumas, y cualquier papel por pequeño que sea. Lleva una bolsa para los desechos y luego tírala en los tachos de basura cuando estés camino a tu auto.

City of Miami Beach, FL. 1700 Convention Center Drive, FL 33139

Speak Up!