Pisco

 

Los asistentes pueden cenar o servirse algo ligero mientras gozan de jazz en vivo.

spanish pic.jpg
Foto: Cintia Saul.
 

Por Manuel Eduardo Soto

Para los amantes del jazz tradicional resulta difícil gozar de él en algún local de Miami, ya que en la mayoría de ellos predomina la música latina. Irónicamente, en el club Pisco de Coconut Grove, una simpática banda de músicos norteamericanos convierte todos los jueves el local en una especie de sala de la casa donde el público puede tomarse un trago, comer o servirse algo ligero durante sus actuaciones.

Situado a un costado del pintoresco sector miamense de Coconut Grove, Pisco ofrece música de jazz todos los jueves a partir de las 8 de la noche, para un público proveniente del mismo barrio y vestido tan informalmente como con shorts y sandalias.

''Hace apenas un par de meses que abrimos Pisco'', informó a El Nuevo Herald la colombiana Lissette Chagüi, una de los tres propietarios del local, junto a Alberto Villalobos y Carlos Chica. ``Antes funcionaba aquí un restaurante italiano, por lo que cuando llegamos ya estaban las mesas, las sillas, los mesones y los estantes''.

Con unos 20 empleados, Pisco, como lo indica su nombre, tiene como especialidad diversas variaciones de tragos con ese licor peruano, comenzando con el pisco sour, cuya más celebrada versión lleva como agregados limón, azúcar y yema de huevo. Las otras variedades, hechas por un cantinero peruano Gerald Moraga, se denominan Costa Verde, Sunshine, Margarita y Rosca.

''Por supuesto que también preparamos mojitos para satisfacer a nuestra clientela cubana'', aclaró el experto en licores. Como ya se está haciendo costumbre, el público espera la caída del sol para comenzar a llegar al acogedor local de dos comedores, en los que se pueden degustar varias formas del famoso ceviche peruano, así como platos de la cocina americana para satisfacer a la clientela gringa.

En la visita que hizo El Nuevo Herald, la banda del clarinetista Joe Donato incluso hizo bailar a algunos de los comensales con temas irresistibles como Chatanooga Choo Choo, Stompin' at the Savoy y un par de bossa novas brasileños. Además, la esposa de Donato, Kathleen, también cantó algunas piezas acompañada por la banda.

Durante las pausas del cuarteto --clarinete, bajo, teclado y batería-- el espíritu jazzístico no abandona el local, ya que un escogido listado de grabaciones del género mantiene el ambiente en esos momentos.

Con un amplio mesón frente al cual se agrupan mayormente quienes llegan solos, pero que parecían ser visitantes regulares del lugar porque se saludaban y charlaban con gran familiaridad, el bar ocupa casi toda la amplia pared del fondo, con un amplio surtido de licores y vinos tintos y blancos, los primeros puestos en los estantes y los segundos convenientemente encerrados en vitrinas refrigeradas para su consumo inmediato a la temperatura ideal.

Gracias a un amable equipo de camareros y camareras que entraban y salían raudos de la cocina con los pedidos, la espera por el servicio es breve. Pisco tiene también la ventaja de contar con amplias posibilidades de estacionamiento, tanto frente a un espacio al aire libre situado al cruzar la calle por $7 como en edificios cercanos donde por $5 se puede dejar el coche a buen resguardo hasta que el visitante decida emprender el regreso a casa.

''Abrimos de 11:30 de la mañana hasta las 3:30 de la tarde para el almuerzo, pues funcionan varios edificios de oficinas en el sector, y en la noche reabrimos a las 7 y no cerramos hasta que se vaya el último cliente, por lo general poco después de la medianoche'', señaló la joven y bella propietaria del restaurante con capacidad para 240 personas. ''Estamos estudiando la posibilidad de agregar otro tipo de entretenimiento para otros días de la semana'', agregó.

Speak Up!

ThemeKey Debug Messages
Current theme: miamiv5
No match: "system:host = m.miami.com >>> miamibootstrap"
Using default theme.
These are the current values of all available ThemeKey Properties. By clicking the value you can start creating a corresponding Theme Switching Rule.