Pink Room

 

La vida se pinta de rosa en este club

45_39.jpg

Por Betsai Tomei

Paseando en las noches de rumba en South Beach, la oscuridad se viste de rosa en plena avenida Washington y la calle 7. La tonalidad acapara la atención y motiva a detenerse en esta zona legendaria de la ciudad y descubrir por qué este color es ahora de lo más chic en Pink Room.

La entrada es ultraexclusiva, y aunque no es requisito primordial ser un famoso o una diva para poder ingresar, resulta imposible pasar sin por lo menos aparentarlo.

Una vez adentro, se comprende el afán: ahí se encuentra, cada fin de semana, sólo la gente más linda y llamativa de la ciudad, por lo que no es de extrañar toparse con algún famoso. La clientela brilla con las tonalidades rosadas que se vislumbraban por afuera y que en su interior se intensifican divinamente.

Los toques femeninos del Pink Room se encargan de estimular los sentidos con suavidad. Lo cierto es que se ingresa a un mundo color de rosa, aunque uno haya escuchado que la vida es dura y no precisamente de este color.

Pero aquí, con su glamoroso decorado, la noche trae consigo otra visión. Sus elegantes mesas, el servicio, y hasta las servilletas están en color rosado, al tiempo que los muebles, totalmente negros, logran armonizar bellamente el decorado interior. Para completar la fórmula, el uniforme de los meseros es obscuro y su delicada corbata le hace honor al color típico del lugar.

Además de extravagante, la emocionante atmósfera del night club también es eco-friendly, gracias al reconocido diseñador David Wick, que le dio vida a este paraíso rosado. Los destellos de luz y sonido que flotan en el ambiente llevan al visitante a apreciar la decoración con detenimiento. En un muro se observa unos inmensos y hermosos ojos claros; en la pared opuesta están los mismos ojos, cerrados. Y es en este sitio que la diversión se pasa en un abrir y cerrar de ojos y el tiempo pareciera perderse en una dimensión desconocida.

En Pink Room lo lujoso adquiere un color y una sensualidad particulares. Y aunque muchos saben la misión de la famosa cinta rosada, algunos desconocen su simbología: se trata de concientizar a las personas sobre el cáncer de mama. Y qué mejor forma para sensibilizarse con esta noble causa que en las noches más cool que ofrece el Pink Room.

``Me encanta la decoración, la gente y el estilo del sitio'', dice Viviana Navarro, y agrega que los fines de semana, especialmente los sábados, viene de rumba con su novio y unos amigos.

La barra del Pink Room es transparente y moderna, con flores que parecen haber sido capturadas y sacadas de su hábitat natural. Y si el plan es tomarse unos drinks en un resto-lounge de moda, tiene infinidad de opciones, ya que se encuentra en el local más fiestero de la ciudad. Ampliamente recomendable es el Pink-Tini, el martini estrella de la casa, con una innovadora fusión de vodka y jugo de limón.

La diversión vibra sin parar con el inconfundible DJ Shay, que desde su tarima produce extraordinarios beats de classic house logrando cautivar a la clientela, que no para de bailar. Es el principal responsable para que el entretenimiento se convierta en una obra de arte.

Las gemelas Natalia y Viviana Villegas aseguran que valió la pena manejar el sábado en la noche desde Doral, donde viven, hasta la Playa. ``El ambiente y la música están de lo más chévere'', señalan.

La rumba empieza después de la medianoche, y es entonces que el DJ, amo y centro de este universo rosado, pareciera elevarse de su trono como en una arena romana, haciendo que la fiesta continúe hasta altas horas de la madrugada. Modernas pantallas cuidan sus espaldas, mostrando videos vanguardistas de la autoría de especialistas en la materia, como el francés David Guetta, cuyos trabajos se ven en el mundo entero.

``Cuando vengo aquí lo que más me gusta es el escenario'', comenta Pablo Boggio, confeso cliente habitual. ``Con el DJ, las bailarinas y las pantallas en el background es espectacular'', afirma.

Déjese deslumbrar por los videos de impactantes imágenes de Miami de noche. Sin embargo, lo que más impresiona es, sin duda alguna, la de una boca muy sensual que pareciera que con un susurro convoca a probar el menú.

Pink Room llegó para conquistar las noches de fiesta sin motivo específico, aportando una buena razón para disfrutar de ellas en compañía de amigos y enamorados. Anímese a ser conquistado por el aroma sensual con aires de exclusividad de Pink Room. Después me cuenta.

 

Speak Up!

ThemeKey Debug Messages
Current theme: miamiv5
Using default theme.
These are the current values of all available ThemeKey Properties. By clicking the value you can start creating a corresponding Theme Switching Rule.