Sin Pasaporte: Overtown

 

Los años dorados de Overtown son parte de su importancia y riqueza histórica como la primera comunidad negra en Miami.

St.-Agnes.jpg
St. Agnes Episcopal.Foto: C.W.Griffin.
 

Por Mariana Rivas

Sí. Ya sé qué me vas a decir. Dirás que no hay mucho que desees saber de este vecindario ubicado al norte del Downtown de la ciudad de Miami, que nada tiene que ver con la colorida y vívida Miami Beach o la lujosa Brickell Ave. Para qué saber algo sobre este vecindario que sólo se menciona en folletos o páginas web de turismo como un barrio histórico afroamericano en Miami que ahora vive el ocaso de sus tiempos gloriosos y al que ningún tour incluye en su recorrido por la adornada ciudad de Miami.

La riqueza de la historia –mi querido turista lector- radica en esa capacidad de poder conocer una ciudad no sólo por lo que luce actualmente sino entender por qué luce así y a qué se deben sus cambios. Más allá de playas, exuberantes restaurantes y clubes nocturnos, colosales edificios y suntuosos hoteles, Miami –a pesar de ser una ciudad relativamente joven fundada hace casi 108 años- posee una historia incrustada en cada una de sus calles, sus puentes, sus carreteras, sus alamedas, sus aceras, su río, en todo eso que muchas veces queda en segundo plano, relegado por ese modernismo deslumbrante.

Sí. Ya sé que has venido para divertirte, tomar sol y bailar interminables horas con un mojito en mano y no tienes ganas de saber de historias con finales tristes.

De acuerdo. Prometo no entrar en detalles tristes, eso se lo dejaremos a los libros de historia, pero sí déjame contarte sobre los años dorados de Overtown, su importancia y riqueza histórica como la primera comunidad negra en Miami, que gracias al tenaz espíritu de su gente, se convirtió en meca de la actividad cultural y artística afroamericanas proclamándola como “el Pequeño Broadway” de esa época.

El nacimiento del “Pueblo Colorido”

Henry Flagler, magnate de origen neoyorkino, se trasladó a Florida en 1878, para que su primera esposa, aquejada por una enfermedad, pudiera pasar el invierno en Jacksonville.

Atraído por este porción geográfica sureña, Flagler decidió quedarse y anclar su nueva vida en esa ciudad tropical. Su visionario espíritu empresarial logró que emprendiera la construcción de un sistema ferroviario capaz de unir el sur de la Florida con el resto del país, además de la construcción de varios hoteles a lo largo del estado y otros proyectos inmobiliarios y de transporte.

Muchos afroamericanos vinieron desde el sur a trabajar para él, y debido a las leyes de segregación que en ese entonces regían en la ciudad, fueron obligados a vivir en una determinada zona al oeste de las vías ferroviarias. Esta zona segregada pronto se llenó de trabajadores y sus familias quienes empezaron una vida comunitaria.

Así nació Overtown conocido en aquel tiempo como “Colored Town” (el pueblo colorido) y que luego cambió a Overtown, haciendo referencia a las personas del sur que iban o se dirigían al pueblo ( “over town”).

Esta aislada comunidad fue en los años 20s, 30s y 40s una próspera comunidad afroamericana autosuficiente colmada de lugares de entretenimiento, tiendas, oficinas, iglesias, asociaciones y hasta un hospital.  Asimismo, el “Pueblo Colorido” también sobresalió por su escena artística que atrajo celebridades como Count Basie, Ella Fitzgerald, Cab Calloway, Josephine Baker, Billy Holiday, Nat King Cole, Aretha Franklin quienes visitaban o presentaban espectáculos todo el año en lugares emblemáticos como el  Sir John Hotel, Mary Elizabeth Hotel, o el Lyric Theater. Su fama lo hizo ser conocido en todo el país como el “Pequeño Broadway” o el “Harlem del Sur.”

Lugares históricos

Muchos de esos lugares que fueron testigos de la germinación de Overtown, aún se pueden observar entre las callejuelas del vecindario.

Lyric Theater: Geder Walker, propietario y original de Georgia, inauguró en 1913 este local con capacidad para 400 personas y rápidamente se convirtió en el punto de reunión de artistas afroamericanos al mando. Fue descrito por varios diarios de la época como la obra más hermosa y costosa operada por afroamericanos en tierras sureñas.

La Casa Dorsey: réplica de la casa original ubicada en el mismo lugar -250 NW Ninth-propiedad del primer millonario de color, Dana Albert Dorsey, quien hizo su fortuna comprando tierras. Actualmente funciona como la Boutique CH.2 chapter two clothing un proyecto sin fines de lucro de Women´s Alliance.
Old Black Police Precint: hogar de la única corte y estación de policía de color en Miami. Clausurado en 1962, está en vías de ser remodelado para albergar al museo de la policía como un monumento a los policías negros en la ciudad de Miami.

St. Agnes Episcopal: Organizada en 1898 por el reverendo James O. Huntington, un Padre Episcopal de Tampa que vio que los bahamenses anglicanos no tenían un lugar de adoración. Desde su concepción, esta iglesia ha tenido un rol importante en los aspectos sociales de la comunidad y ha sido hogar de personalidades como el padre John E. Culmer uno de los líderes afroamericanos más influyentes en los años 1930s y 1940s.

Cabe destacar que durante toda su historia, las iglesias siempre han cumplido un rol importante en la vida de los habitantes de este vecindario, entre las que aún quedan activas están la St. John Baptist Church, Mt. Zion Baptist Church A.M.E. Greater Bethel A.M.E. Church Temple Baptist Church The Overtown Church of Christ, entre otras.

Los límites

Localizado en la parte central de la ciudad de Miami, Overtown limita directamente hacia el norte con Downtown, está dividido de este a oeste por la Insterstate 395 y de norte a sur por la Interstate 95 (I95) y limita con los vecindarios de Allapattah, Spring Garden, Wynwood, Park West y directamente al norte, Downtown.

El Overtown de hoy

Actualmente, la población de este vecindario es de aproximadamente 9000 personas, siendo el 74% afroamericanas. Existe muchas iniciativas de revitalización y renovación para este vecindario -conocido en sus inicios como el “Harlem del Sur”-- para que se creen proyectos habitacionales al alcance de todos y para que poco a poco vuelva a ser un atrayente spot turístico para quienes visiten Miami.

 

Speak Up!