Nueva colección de YSL

 

Moda excelente de YSL.

dd.jpg

Sergio León

La colección Cruise 2011 de la marca Yves Saint Laurent, bajo la dirección del diseñador y director artístico italiano Stefano Pilati, rinde tributo al fallecido creador de la casa, uno de los artífices de la moda más celebrado y respetado de todas las épocas por sobradas razones. Pilati, quien tomó las riendas de la marca en el 2004 después de la partida de Tom Ford, le ha devuelto a la marca ese aire sensual de estilo puramente francés que el propio Saint Laurent perpetuó, en contraposición a la imagen super sexy hollywoodense que con mucho atino le impuso el americano durante el tiempo que estuvo al frente de la marca.

La difícil disyuntiva shakesperiana del ``ser o no ser'' que debió acosar a Pilati al seleccionar las formas, siluetas, colores y patrones de esta colección encontraron respuesta en el rescate de todos los aportes que hicieron famoso al creador de la marca. El legado de Saint Laurent se asoma fantasmagóricamente en manos de Pilati, quien reinventa todos los signos: el arte-moda en el uso de detalles en estampados orientales en un vestido y en la silueta sombreada de una mujer con sombrero en una falda; el emblemático tuxedo clásico camina al lado del suyo en pantalones cortos; camiseros y chaquetas de siluetas lánguidas y elongadas como se veían en los editoriales de la casa en los años 70 se actualizan, mostrando con disimulo bordes en colores contrastantes, y la línea tulipán aparece en formas semiabombadas en faldas, shorts y vestidos.

``Se trata de entender que los looks icónicos de Saint Laurent son básicamente un culto. Por lo que la solución está en retomar algunos elementos de los archivos y cambiarlos'', confesó el diseñador italiano a WWD en la vista previa que se ofreció en el consulado francés en Nueva York.

Sin duda, Pilati pensaba en el guardarropa de la mujer de hoy cuando combinaba ingeniosamente múltiples patrones en un solo motivo y seleccionaba un espectro de colores que va desde los clásicos negros y blancos hasta la arriesgada combinación del fresa pop con el rojo fuego oriental; cinturones verde brillante sobre camiseros azul marino y shorts bandeau de torso alto en violeta con top fresa chicle. Los looks de la vacacionista aristócrata reaparecen actualizados con suprema elegancia y feminidad, en pantalones palazzo de tiro alto ceñidos a la cintura con botones militar, chaquetas tipo capotes, vestidos de línea A, marineras, monopantalones palazzo bicolor strapless, jumpers, bombachas, blusas de mangas globos abiertas, enlazadas al cuello o con pajaritas, maxifaldas y minifaldas fruncidas al frente de la cintura para añadir volumen.

La presentación de la colección en la mansión Casa de Sueños en Miami Beach recientemente estuvo muy a tono con el contexto. Las casas de moda crearon las colecciones cruise o resort (colecciones de vacaciones, viajes y también de entretiempo) expresamente para satisfacer las demandas del mercado americano.

La colección se puede adquirir en el YSL boutique de Bal Harbour. Para más detalles, www.ysl.com

Speak Up!