Moda y estilo: Orianne Collins

 

Sueños y vivencias reflejados en joyas

12-suCOn.Sk_.84.jpeg

IVONNE GÓMEZ

Cada joya de Orianne Collins es el reflejo de sueños y vivencias recogidas en viajes por el mundo, el contacto con diferentes culturas, símbolos, colores y elementos arquitectónicos.

De ahí nacen los nombres de colecciones como Tales, inspirada en el Glaoui Palace, en Fez, de donde tomó los arabescos y detalles de la arquitectura para sus aretes chandelier, o la Wonders en la que traduce la alegría de los jardines en sus propias flores de ensueño avivabas con el brillo multicolor de las piedras preciosas y el oro de 18 quilates.

Forever es un destello de la conexión eterna de la mujer con los diamantes y, en una de sus favoritas, OC Kids, recreó en oro y plata, madre perla y diamantes la figura protectora del Angel de la Guarda o las de Oscar y Scarllet, dos personajes que hacen parte de los cuentos infantiles que solía contarles a sus hijos.

“La joyería es una forma universal en que la inspiración puede ser materializada’’, resume la diseñadora, de 39 años, nacida en Nyon, Suiza, quien inauguró en diciembre Orianne Collins Jewellery, en un lujoso espacio de 650 pies cuadrados adyacente a FENDI Casa Luxury Living Showroom, en el Design District.

“Las piezas preciosas permiten además una conexión interior entre usted y alguien a quien usted ama o con algún miembro querido de su familia’’, describe.

Collins y su esposo Charles F. Mejjati eligieron Miami en busca de una ciudad cálida y familiar para radicarse con sus hijos, uno en común y los de sus anteriores matrimonios.

“Esta es además una nueva era para la marca y Miami es el eje para las ventas y el mercadeo entre el Norte y Suramérica’’, explica la diseñadora, quien además tiene una tienda en Nueva York.

De ascendencia tailandesa, Collins, creció y estudió en Suiza. Siempre le atrajo el diseño, pero estudió International Management. Finalmente, las primeras piezas las diseñó a beneficio de la Little Dreams Foundation y para la prestigiosa joyería Van Cleef and Arpels, en el 2006. Su propia marca la creó en el 2007.

En la joyería exhibe, además de sus colecciones, las cajas de música Reuge, con precios que alcanzan los $23,000, y las joyas de edición limitada diseñadas para la Little Dreams Foundation, fundada por Orianne y su ex esposo, el músico inglés Phil Collins, en febrero del 2,000.

La misión de la fundación es ayudar a hacer realidad los sueños de jóvenes talentos, entre los 4 y los 16 años, no importa si tienen algún tipo de discapacidad o no, entre los llamados 3 Dream Worlds que dan estructura a la fundación: la música, los deportes y el arte.

Cada año, la fundación selecciona 10 niños del mundo y los hace miembros por un año, les crea un programa basado en su lugar de residencia, su nivel académico y sobre todo su sueño. El contrato puede ser renovado de acuerdo al progreso y la motivación del estudiante.

Todas las colecciones de Orianne Collins se fabrican en su propio taller en Suiza, donde mezcla la tradición de la alta joyería con el diseño moderno. Las piezas empiezan en $100 y pueden llegar a los $100,000 o más.

“Diseño lo que me hace y hace feliz a la gente que me rodea’’, concluye.

Speak Up!