Melones Café Grill

 

Rumba de película en Hialeah

B82671464Z.1_20110324165747_000+G9S2FGG8Q.1-0.skyboxwide.prod_affiliate.84.jpg

Por Nestor Proveyer

Hialeah significa en lengua seminole “pradera alta” y aunque en sus inicios se le llamaba el pueblo de las tres industrias, “agua, fango y factoría”, sus habitantes, con mucho ingenio y sacrificio, hicieron posible el eslogan prestado de Marianao “la ciudad que progresa”. Ahí es donde se levanta Melones, en el oeste de Hialeah, cuyo propietario, Ulises Ruiz, un cubano emprendedor y carismático, ha logrado darle en poco tiempo mucho swing, como centro de entretenimiento y diversión.Melones ofrece música en vivo, de jueves a sábados, con la participación de Andy “El baterista”, los Djs Zona y Moda, y el cantante Adriano “El menor”, quienes han iniciado uno exitoso experimento musical donde Andy toca la batería en vivo, combinando ritmos con los Djs, mientras que “El menor”, que es un excelente cantante, anima las noches con desenfado y profesionalismo. “El baterista” es el genio musical de esta fusión de ritmos y sabores que ha tenido muy buena acogida entre los bailadores que asisten a Melones los fines de semana. “Creo que hemos logrado un trabajo muy positivo, ya que nos conjugamos con mucha química musical logrando un resultado que no esperábamos’’, comenta el músico.

Además de la música, los atractivos para el público son variados y tentadores, con un Happy Hour todos los días de 1 a 7 p.m., uno de los más grandes del y con un full bar que ofrece todos los tragos a $5 y las damas solas toman gratis toda la noche. Con un público mayoritariamente cubano de diferentes edades, que va desde aquellos adictos a los I-pod y el reggaetón hasta los salseros ortodoxos de grandes camionetas y guayaberas de ocasión.

Lisván Ramos, un tapicero de aviones de lujo, que es un cliente asiduo al lugar, comenta: “Me gusta este lugar porque es elegante, pero a su vez familiar Alicia O’Farrill, técnica en farmacia, también disfruta del lugar “Después de una dura semana de trabajo me gusta venir con mis amigas a bailar y tomar ricos tragos”, asegura.

En Melones no se cobra cover para entrar y uno puede ir vestido de manera informal o con la elegancia de una noche de “primer encuentro”, y en ninguno de los dos casos desentona porque siempre prima la rumba buena.

El local tiene su trago bandera, que lleva el mismo nombre del lugar, y es una sabrosa combinación de ron Bacardí blanco, triple sec, vodka, jugo de limón y sabor de melón. Para Ali, un fornido habanero , “Melones es como una familia rumbera, con música diversa para todos los gustos, comida y gente que viene a dejar el estrés de la semana”.

Al filo de la medianoche es el turno de las bailarinas que en su performance interactúan con el público bajo los ritmos de los “siete mares del mundo”. Los miércoles son de karaoke para aquellos aficionados al canto, que en noche divina pasan de clientes a artistas como en un cuento de “Cenicienta tropical” y que siempre termina entre aplausos de amigos, un trago más o un beso tierno en la mejilla.

La decoración es sencilla y funcional con espacios para bailar, mesas y un íntimo salón VIP para aquellos que como diría Cantinflas, “quieren estar ausentes presentes”.

Melones es el axioma perfecto para pasarla bien, donde se conjugan, como un as ganador, gente linda, buena música, sabrosos tragos y una espléndida comida, que harían exclamar al gran cantante Rolando Laserie, si hubiera entrado una noche al club: “Caballero, ¡esta rumba es de película!”• 

Speak Up!

ThemeKey Debug Messages
Current theme: miamiv5
Using default theme.
These are the current values of all available ThemeKey Properties. By clicking the value you can start creating a corresponding Theme Switching Rule.