Maracas Night Club

 

Los amantes de la salsa se unen en Maracas Night Club.

maracas.jpg

Por Néstor Proveyer

Maracas sigue siendo ese salón de baile lleno de glamour y fiesta que en la década de los 1980 acogía a los bailadores que venían a disfrutar en vivo con sus ídolos salseros de aquel momento como Oscar D’León, Cheo Feliciano y Willy Chirino, entre otros. Y aunque los tiempos gloriosos de la salsa ya pasaron y ahora se imponen otros géneros musicales, aun hay una legión de seguidores que disfruta con pasión de esa música.

Alexis Duque, dueño de Maracas, comenta: “Hace un año que tenemos este local, que en los tiempos de gloria salsera, fue el Mystique. Aun queda ese glamour de fiesta de la buena, de bohemia de antaño y de clientes fieles. Fíjate si es así, que lo dejé con el diseño original. Solo se pintó de nuevo, se quitó una pequeña barra lateral y quedó listo para bailar”.

Duque quiere seguir manteniendo Maracas como un templo sagrado de la salsa, por lo que seguirá presentando artistas locales del género como Conjunto Impacto, Riverside Miami y Carlos Faroy, entre otros, a la vez que también está coordinando fechas para que actúen artistas del género de Colombia, Puerto Rico y Venezuela.

Cuando no hay orquesta en vivo la salsa llega de la mano del reconocido DJ Keypo, quien trabajó en Cuba con agrupaciones como Pablo FG y la orquesta de Pedrito Calvo. Keypo se maravilla de la fidelidad del público al género salsa y como cada vez más jóvenes, hijos de inmigrantes latinoamericanos nacidos aquí, la acogen como suya.

La fiesta en el Maracas comienza los viernes y se extiende hasta el domingo con horario de 10 p.m. a 5 a.m. Tienen happy hour de lunes a viernes de 4 a 7 p.m., así como servicio de mesa tipo buffet (desayuno, almuerzo y cena) de lunes a jueves de 7 a.m. a 10 p.m., a precios económicos.

Maracas tienes full bar con tragos preparados por Orestes Pajón, un bartender con numerosos reconocimientos en eventos internacionales de coctelería (primer lugar en el Campeonato Mundial de Coctelería celebrado en Finlandia en el 2005). Orestes también es el creador del trago de la casa llamado Maracas salsa, un coctel a base de rones añejos, marrasquino y jugos cítricos.

El diseño de Maracas es sobrio y elegante, con una barra circular en el centro y una amplia pista para bailar. En un amplio mezzanine está un espacio VIP con vista al escenario donde se efectúa el show. También tienen ofertas especiales para eventos sociales, bodas y quinces, a un costo de $25 por persona que incluye buffet y barra abierta por tres horas para un mínimo de 50 personas.

Héctor González es un colombiano amante de la salsa y el bolero que recuerda aquellos tiempos que se hacía música para bailar y los salones de baile se llenaban de mujeres elegantes. “Vengo aquí porque es uno de los pocos lugares que quedan con esas características: buenos tragos y mejor música”, reconoce.

Jimmy Jiménez, un joven cubanoamericano que conoció a su actual esposa bailando salsa aquí, comenta: “Me gusta Maracas porque continúa con la tradición salsera en un ambiente de fiesta perenne; es un género que nunca va a morir”.
Maracas sigue marcando el ritmo de los bailadores al compás infinito de la salsa.

Speak Up!