Teatro: ‘Mamá viene de Cuba’

 

Una familia se encuentra con un choque de culturas cuando su matriarca llega a Miami.

460-18Hf3x.Sk_.84.jpg

Por Alberto Sánchez

¿Qué pasa ahora cuando un familiar viene de Cuba con una visa por cinco años? ¿Se va a pasar todo ese tiempo aquí?, se preguntan los parientes de acá. ¿Y si le gusta esto, y se embulla y quiere quedarse? Son interrogantes válidas, justas. Todos se hacen la pregunta mientras preparan el recibimiento, pero muy pocos confiesan la preocupación.

Así comienza Mamá viene de Cuba, la pieza teatral escrita, dirigida y protagonizada por Mariloly, que presenta en el teatro Manuel Artime el domingo 6, en función única.

Completan el elenco Grethel Ortiz y Manny Junior, que interpretan a los nietos; Caridad Hernández y Lidya Valdés (las hijas), Enriquito Arredondo y Rodolfo Valdés Sigler como los esposos, y Zineb Dávila.

Mamá viene de Cuba es la historia de una abuela de 80 años que aterriza en la Ciudad del Sol, después de muchos años sin ver a sus hijos. El encuentro promete ser muy emocionante porque ni siquiera conoce a sus nietos. Enviudó hace un tiempo, y en este viaje viene con su actual compañero. “Debe ser un señor muy decente, de su edad, muy educado. Todo un caballero. No pudiera ser de otra manera”, dicen los familiares.

“Este personaje que interpreto”, explica Mariloly, “se ha pasado la vida en Cuba diciendo que no quiere vivir aquí, que prefiere quedarse y morirse allá. En sus conversaciones telefónicas ha dicho una y mil veces que no quiere venir a crearles problemas a sus dos hijas, que están casadas. Pero no hace más que llegar a la casa y comienza a crearse un ambiente de cierta incomodidad: hay que hablarle en español, critica a la familia de Miami porque los encuentra muy gordos, y quiere que se pongan a hacer ejercicios. Quiere imponer sus hábitos, fuma tabacos y cuando trata de encender uno dentro de la casa y no la dejan, se queja de que en Miami no puede fumar en ninguna parte, ni en los aeropuertos”.

“Pero ese es solo el comienzo de las situaciones que se van creando”, añade. “ ‘Ves que esto es distinto’, le dice constantemente a su compañero, cada vez que entra en contradicción con la familia”.

Explica que escogió el tema de lo difícil de los encuentros famiiares porque es algo que toca constantemente a muchas familias cubanas, no solo de Miami, sino de todo Estados Unidos. “Les cambia la vida radicalmente, porque el familiar trae sus sus propios criterios, su visión es distinta, se agudizan las tensiones”.

Describe la obra como una comedia de situaciones, con un poco de costumbrismo y de música. “Tiene canciones, elementos del teatro musical, Enriquito Arredondo dice chistes, se cantan canciones norteamericanas como New York New York, Diana [Paul Anka] y Alivio, que cantaba Moraima Secada”.

Mariloly (Danilo Domínguez) llegó a Estados Unidos por el éxodo del Mariel, en 1980.

“Soy tenor, estudié canto, pero allá nunca me dejaron trabajar, sufrí mucha discriminación por cuenta de mi preferencia sexual. Aquí fue donde realmente pude desarrollar mi carrera”, comenta.

Miami fue la plaza donde debutó en 1981 en los espectáculos de la Sociedad Pro Arte Grateli. Su personaje Mariloly, seleccionado por la revista New Times como la mejor drag queen del año 2000, se hizo famoso en el teatro Bellas Artes, con la obra Midnight Follies ( Locuras de medianoche), que estuvo 10 años en cartelera.

Speak Up!