Los Everglades en dos días

 

Ningún viaje a la región estaría completo sin un paseo por la exuberante vegetación subtropical de los Everglades.

ever.jpg
Una vista de los Everglades. Foto: Tim Chapman
 

Por Melissa García

Ningún viaje a la región estaría completo sin un paseo por la exuberante vegetación subtropical de los Everglades.

Aunque los Glades carecen de enormes montañas, profundos cañones o majestuosas cascadas, este parque nacional -el tercero en tamaño- es tal vez más notable. Sus 1.5 millones de acres de agua, pastos de pantano, manglares y grupos de árboles en forma de lágrima comprenden un río, una meseta de agua que se mueve lentamente y mantiene un complejo ecosistema de hábitat y especies silvestre mientras fluye hacia el sur desde el lago Okeechobee hasta la Bahía de la Florida y el Golfo de México. Los Everglades son el único ambiente de este tipo en el mundo.

Cada año los Everglades atraen a millares de visitantes. La mayoría se aventura durante los meses frescos y secos desde diciembre hasta abril, cuando la vida silvestre florece y el clima es más apropiado para un paseo al aire libre. Durante esta época del año, las temperaturas van desde alrededor de 85 grados hasta alrededor de los fríos 45 por la noche, y es muy probable que vea lagartos tomando el sol y a cientos de las graciosas aves acuáticas.

El verano en los Glades es caluroso, húmedo y plagado de insectos -si planea hacer una visita, asegúrese de traer protector solar y repelente de insectos. La temporada de lluvias puede traer temperaturas mayores de 90 grados, y las tormentas por la tarde son casi diarias, así que asegúrese de traer un paraguas o un impermeable. A pesar de las altas temperaturas y la relativamente escasa vida silvestre, hay suficientes maravillas naturales que lo asombrarán.

Los Everglades atraen a todo tipo de viajeros, por lo que hemos preparado itinerarios para explorar el Río de Pasto de dos formas -una para los amantes de los deslizadores y las trampas para turistas, la otra para aquellos que desean entrar en contacto con la naturaleza.

Speak Up!