Accesorios modernos

 

Los accesorios se convierten en grandes amores que acompañan a lo largo de toda la vida, y otras veces son detalles fugaces que duran tan poco como un romance de verano.

acces.jpg
Los accesorios de gran tamaño como este colalr de monedas de Dolce& Gabbana son el foco de atención este verano.
 

Carmen Martin/EFE

Los accesorios se convierten en grandes amores que acompañan a lo largo de toda la vida, y otras veces son detalles fugaces que duran tan poco como un romance de verano. En ambos casos, los complementos tienen la función de otorgar una nota que distinga el look elegido.

Entre esos pequeños caprichos, que refrescan y elevan el vestuario, destacan los zapatos y zuecos con suela de madera, los clutch adornados con delicados cristales y aderezos de plexiglás, los bolsos riñoneras, las gafas de pasta de colores tamaño XXL, sombreros de paja, cinturones joya, viseras, collares de perlas y pañuelos para atar en la nuca al más puro estilo campesino.

El tatuaje temporal es el accesorio más in de la temporada. La casa Chanel, concretamente Meter Philips, director creativo de maquillaje, lo ha puesto de moda ``para decorar el cuerpo femenino de manera fugaz'' con motivos inspirados en la naturaleza y en los símbolos más representativos de la firma como la camelia y las cadenas.

Mientras que la ropa se acorta, los accesorios, con cierto descaro, adquieren un papel protagonista y juegan a aumentar su tamaño porque ahora el tamaño sí que importa.

El bolso bandolera, con asa larga y cómodo diseño que se adapta y protege la silueta femenina, se impone en los estilismos para urbanos y prácticos. Dolce & Gabbana lo presenta con print salvaje, Louis Vuitton en tejido denim, mientras que Sonia Rykiel, Emilio Pucci y Vivien Tam lo hacen en ante teñido con colores tan atractivos como luminosos. Jean Paul Gaultier apuesta por realzarlo con aristas, y Etro, Marc Jacobs y Paul & Joe los rematan con largos y divertidos flecos.

Las bomboneras, de gran tamaño, con formas redondeadas y fruncidas en la parte superior, resultan ideales para llevarlos en la mano o al hombro. En napa labrada o ante coloreado, estos dulces bolsos se adornan con borlas de distintos tamaño.

Telas estampadas con flores, bambú, mimbre, cuerda, rafia y paja trenzada son algunos de los materiales que se utilizan para realizar cestos y bolsos con sabor a campo, tendencia que abandera la maison dirigida por Karl Lagerfeld y que realza con detalles florales, encajes y volantes. Más artesanales resultan los diseños elaborados de petit point que presenta Fendi o los cestos de paja que Dolce & Gabbana realza con un delicado ganchillo.

A medida que avanza el día y llega la noche, el tamaño de los bolsos disminuye y éstos se convierten en pequeñas joyas que se realzan con cadenas, plumas, flecos, borlas de colores, pieles trenzadas, tachuelas e incluso cascabeles. Diseñadores como Vivienne Westwood, Chanel, Loewe o Just Cavalli se apuntan a la máxima que abanderó la estética del minimalismo: ``menos es más''.

Desde Fendi hasta Elie Saab, pasando por Valentino o Vionnet, todos optan por las sandalias trenzadas, un gesto femenino y seductor. Altas o bajas, con plataformas y sutiles tacones, las sandalias se enredan y ciñen al tobillo con cintas de seda, lazos de satén o ataduras de piel.

Originales resultan los zapatos que presentan Miu Miu, Dior o Prada con los tacones decorados a base de perlas, bolas de colores, piedras de cristal o tachuelas. Cobran protagonismo los tacones, que envueltos en un halo de fantasía, se presentan como una obra de arte.

El escote femenino se decora con atractivas geometrías, trabajadas en latón, cobre o estaño y bañadas en oro, plata o bronce. A modo de babero, Dolce & Gabbana y Moschino presentan soberbios collares elaborados con monedas. Lanvin, Soprano y Bottega Veneta y Gaetano Navarra beben de la artesanía milenaria de los aztecas y se empapan de la ornamentación de la época bizantina para elaborar cascadas decorativas.

Speak Up!