LIV

 

La vida nocturna de Miami Beach cambió para siempre cuando el Fontainebleau abrió sus puertas.

Liv
The Fontainebleau threw a party for the opening of nightclub Liv. Photo: Tomas Loewy.
 

Por Sergio León

La vida nocturna de Miami Beach cambió para siempre cuando el Fontainebleau abrió sus puertas. Además de escandalizar a los críticos por su descomunal estructura modernista y decoración extravagante, el hotel tenía entre sus más tentadores atractivos un cabaret, que hasta hace poco divertía a muchos con sus revistas musicales y sus bailables. Los ricos y famosos, sin embargo, acogieron con entusiasmo esta maravilla del arquitecto Morris Lapidus pues les servía de escenario al estilo hollywoodense para lucir lo último en la moda, joyas, linaje y fortuna incluida.

Los nostálgicos se aferran a la idea de que aquellos sí fueron tiempos buenos; los optimistas creen que todos los tiempos son buenos para organizar divertidas fiestas con mucha fantasía y glamour.

Por eso la renovación del hotel, que costó miles de millones de dólares, incluyó montar a todo lujo --para que su nueva imagen no palideciera ante la opulencia de su antecesor-- el centro nocturno LIV en el mismo lugar que antes ocupaba el Tropigala. Nombrado así --significa 54 en números romanos-- para hacerle honor al año de apertura del hotel (1954), esta discoteca no escatima en demostrar cómo hacer una fiesta con lo mejor de hoy y lo que aprendimos del ayer.

El viaje comienza cuando, al atravesar la puerta principal, se abre ante los ojos lo que más se parece a un majestuoso planetario encantado o al interior de la fantasiosa nave de un OVNI; de dos pisos, iluminada con los colores brillantes del Art Deco. A un lado, un elevador transparente sube y baja a los que prefieren llegar a bailar rápido sin experimentar el placer de los ''15 minutos de fama'' que provoca pavonearse lentamente con aires de gran estrella al bajar la escalera de mármol blanco con barandas transparentes. Al otro lado un pequeño lounge bar atrae con un género de música diferente.

Abajo, en el centro de todo, aguarda la pista, rodeada de bares con diseños sicodélicos donde se ordenan los Belvedere Pink de la casa o cualquier otra poción que incite a la euforia. Es aquí donde los bailadores pasan las noches y gastan los tacones al ritmo de la música del sistema de sonido Funksion One Sound, premiado por su nitidez. Hay flashes, láser, luces robóticas y neón por doquier y, por si fuera poco, 300 diodos emisores de luz al pestañar crean diseños tenues en el domo del techo completando la experiencia sensorial.

LIV está siempre vivo con la fiesta Flipside Fridays los viernes, llena de gente joven y con los pincha-discos favoritos del momento: Berrie, Vice Ruckus y Ross One, que rotan por la consola mezclando formato abierto o house. Michael Capponi y Michael Martin se encargan de promover la noche de los sábados para un crowd más maduro de big spenders con el popular DJ residente, Tito, e invitados como Tiesto, David Guetta, Pete Tong, Sharam y Erick Morrilo entre otros. En un futuro inmediato, aprovechando el montaje exclusivo de este privilegiado lugar, se hará la fiesta Dirty Hairy los miércoles con música en vivo a cargo de un seleccionado grupo de bandas musicales. Y para Winter Music Conference el programa está cargado con las presentaciones de los pinchadiscos, maestros todos del house: Felix de Housecat, Dallas Austin, Erick Morillo, DJ AM, Steve Lawler, Pete Tong, Tom Novi, Steve Angello y Mixiology. La noche del sábado 7 de marzo, Dita Von Teese promete subir la temperatura del club con su sensual show burlesco.

Speak Up!

ThemeKey Debug Messages
Current theme: miamiv5
No match: "system:host = m.miami.com >>> miamibootstrap"
Using default theme.
These are the current values of all available ThemeKey Properties. By clicking the value you can start creating a corresponding Theme Switching Rule.