Lee Daniels’ The Butler, un filme necesario

 

Forest Whitaker y Oprah Winfrey protagonizan este filme biográfico.

Oprah Winfrey y Forest Whitaker en 'Lee Daniels' The Butler'. Anne Marie Fox / AP/The Weinstein Company
Oprah Winfrey y Forest Whitaker en 'Lee Daniels' The Butler'. Anne Marie Fox / AP/The Weinstein Company
 

Por Pilar Ayuso l pilayuso@yahoo.com

Hay películas más necesarias que otras y esta es una de ellas. Entre tantos filmes que cuentan historias protagonizadas por presidentes, primeras damas, consejeros y todo tipo de personajes en torno a la cúpula gubernamental, este drama biográfico tiene la particularidad de enfocarse en el más sencillo y anónimo de los ocupantes que tuvo la Casa Blanca: el mayordomo.

Pero este hombre de la raza negra que –en la ficción– se crió como esclavo en las plantaciones de algodón deGeorgia tuvo un honor al que ni un solo presidente puede aspirar, el de ser el norteamericano que más tiempo permaneció en la emblemática mansión presidencial, donde sirvió por más de tres décadas.

Desde la mañana de 1952 que inicia su largo servicio, Cecil Gaines (Forest Whitaker) tiene leída la cartilla: “No hablar, no escuchar, no comentar, solo servir”. Y el joven afroamericano aspira a comportarse a la altura de lo que esperan del hombre que le servirá personalmente el café al Presidente de la nación. No es persona dada a la insubordinación y ha recibido la advertencia –no exenta de ironía– de que en la Casa Blanca no se toleran opiniones políticas. Pero le será difícil mantener su corazón al margen de la batalla por los derechos civiles que tiene lugar en las calles norteamericanas, donde su hijo Louis (David Oyelowo) es parte de los nuevos hombres negros que como Martin Luther King luchan por reivindicar los derechos de su raza.

Lee Daniels, director de Precious, premiada con dos Oscar en el 2009, vuelve a sus temas sociales con este filme inspirado en un artículo de The Washington Post escrito por Wil Haygood sobre el hombre llamado en la vida real Eugene Allen, quien fue el mayordomo de los presidentes Truman, Eisenhower, Kennedy, Johnson, Nixon, Ford, Carter y Reagan, y desde su silenciosa posición fue testigo excepcional de trascendentales momentos de la historia norteamericana.

Aun nos cuesta creer que fueron reales los hechos que en el filme muestran vergonzosos actos de odio racial, las prácticas del apartheid y el Ku Klux Klan en Estados Unidos. Por ello el filme de Daniels, junto a su calidad formal y el acertado argumento de Danny Strong, tiene la utilidad de recordarnos lo que la humanidad nunca debió padecer, permitir o provocar.

Lo mejor de The Butler es su elenco extraordinario, que encabeza el gran actor que es Whitaker –con un Oscar por The Last King of Scotland–, y aquí no puede estar más cabal en su papel de humilde y digno sirviente. Lo acompaña como esposa, y casi le roba el protagonismo, Oprah Winfrey, que en The Color Purple dejó clara su enorme capacidad interpretativa. Vanessa Redgrave, Robin Williams, John Cusack, Cuba Gooding, Jr., Jane Fonda y Mariah Carey están entre los secundarios de lujo, y a cuál mejor. 

www.elnuevoherald.com 

 

Speak Up!