La moda del Colombia Expo 2010

 

Agatha Ruiz de la Prada inundó de color y divertidas formas y volúmenes la Colombia Expo Moda 2010, en el Intercontinental Hotel de Miami.

estilo.jpg

Ivonne Gomez

Después de pasear la colección otoño invierno 2010 por las pasarelas de la Semana de la Moda de la Cibeles de Madrid y de la Semana de la Moda de Milán, Agatha Ruiz de la Prada inundó de color y divertidas formas y volúmenes la Colombia Expo Moda 2010, en el Intercontinental Hotel de Miami.

La diseñadora visitó la ciudad para participar especialmente en el desfile coordinado en conjunto por la Cámara de Comercio Española de Estados Unidos y la Cámara Colombo Americana de Comercio.

Ruiz de la Prada presentó una selección en la que combinó las piezas ready to wear con prendas de atelier.

La colección ready to wear, de acuerdo con la diseñadora, es cómoda y para una mujer práctica que quiere menos cosas pero más útiles, más ecológicas y de mejor calidad. Comprende jeans y blusas en colores ácidos con aires militares para vestir a las que llama las ``soldadas del amor del 2010''.

Hay un despliegue de corazones en formas de aplicaciones de diversos tamaños sobre tops, vestidos y piezas de joyería. Se complementa con el toque de las flores, las estrellas y los grandes lazos

en seda.

En las prendas de alta costura, la diseñadora jugó, como es usual, en torno a las formas esféricas en combinación con rectángulos y geometrías rectas. Faldas con grandes volúmenes que recuerdan las crinolinas del siglo XIX, así como faldas cortas con pesados boleros laterales que mantienen su forma gracias a un complicado trabajo de patronaje.

Entre los materiales elegidos figuran los rasos, terciopelos, fayas de seda y las organzas triples que realzan los volúmenes y crean prendas con personalidad propia.

De acuerdo con la diseñadora, hay una mezcla usual de estos tejidos ``nobles'' con otros más tecnológicos, como los irisados, los acolchados irregulares y los lamés.

A comienzos de los años 1980, Agatha Ruiz de la Prada se lanzó al mundo de la moda en Madrid y se convirtió en una de las promotoras de la Movida Madrileña, un movimiento sociocultural postfranquista.

Sus diseños llamativos y coloridos los ha incorporado también a artículos para la casa, muebles, papelería, joyas y juguetes.

Durante la celebración de Miami, Agatha Ruiz de la Prada recibió el International Fashion Award.

Por otra parte, su esposo, Pedro J. Ramírez, dueño del periódico El Mundo, y quien la acompañó en el viaje, recibió el premio Español Universal, otorgado por la Cámara de Comercio Española.

Speak Up!