La moda de Zuhair Murad

 

El diseñador de origen libanés Zuhair Murad ha sabido conquistar con sus diseños a las celebrities de Hollywood.

moda.jpg
El diseñador libanés mezcla con maestría y sutileza la elegancia parisina con la opulencia de oriente.
 

Carmen Martin

El diseñador de origen libanés Zuhair Murad ha sabido conquistar con sus diseños a las celebrities de Hollywood. Su éxito radica en realzar las curvas femeninas con cortes soberbios, propios de la alta costura.

Los diseños de Alta Costura de Zuhair Murad, aplaudidos, admirados y vestidos por princesas, modelos, actrices y cantantes como Rania de Jordania, Jennifer López, Adriana Karembeu, Kylie Minogue, Beyoncé, Eva Longoria o Shakira, no pasan desapercibidos, tienen fama de ser ``vestidos joyas'', creados exclusivamente para brillar sobre una alfombra roja.

El diseñador libanés mezcla con maestría y gran sutileza la elegancia parisina con la opulencia de Oriente y los cortes más vanguardistas hasta conseguir vestidos de Alta Costura que adereza con importante pedrería, bordados exquisitos y originales detalles.

Para algunas de sus colecciones, Zuhair Murad se ha inspirado en los esplendores del Bósforo, el refinamiento de las riberas del Volga, el colorido de las estepas del Cáucaso, así como en la exquisitez de las telas artesanales de Oriente y de Mongolia.

En otras ha recurrido a las siluetas que reinaron en los años 40 y 50 en Hollywood y que también supieron exhibir Rita Hayworth, Ingrid Bergman, Greta Garbo, Kim Novak, Audrey Hepburn o Ava Gardner.

Este diseñador libanés, nacido en Baalbeck en 1971, trabaja tejidos de ex-

traordinaria calidad como el raso, el tul, la gasa y la seda para deleitar a sus afamadas clientas con colecciones de noche en las que su único objetivo es vestir a la mujer como una auténtica princesa.

Dentro de la elegancia que le caracteriza, su colección para este verano llega acompañada de un halo trasgresor e inconformista. Predominan los estampados felinos y de pitón, que combina con una paleta cromática que va desde el azul celeste hasta el negro, pasando por un amarillo caído, un rosa empolvado, el dorado y el malva.

Los drapeados, los cortes asimétricos, los escotes en forma de ``v'' y de palabra de honor, las cinturas entalladas, los hombros marcados y el cuello halter son un denominador común en toda la colección.

Este año, el libanés apuesta por patrones más cortos para otorgar mayor sensualidad y frescura a la mujer. Los diseños largos, como recién sacados de un cuento de hadas, poseen vuelos, grandes pliegues, volantes y coquetas colas.

Para el otoño-invierno 2010-2011, Murad propone vestir la noche con pantalones pitillos muy ceñidos, combinados con chaquetas entalladas enriquecidas con lentejuelas de colores y blusas de cuellos descotados.

Los vestidos, en tonos tan favorecedores como el verde, el salmón, el morado, el bronce o el negro, se colman de delicados georgettes y de detalles con reminiscencias del Imperio Otomano y apuntes más vanguardistas que otorgan a la alta costura un aire nuevo y jovial.

Fiel a su estilo, Zuhair Murad también cosecha y suma éxitos con sus diseños de novia. Vestidos de gran belleza y sofisticados, que envuelven a las más jóvenes con un original halo romántico.

Como en ocasiones anteriores, este año el diseñador ha vuelto a colaborar con la firma Mango para diseñar una nueva colección, inspirada en el sentimiento discotequero de la década de los años 80.

Murad se graduó en Diseño por la Cámara Sindical de París en 1993. Dos años después, regresa a Líbano para abrir un pequeño taller de alta costura en Beirut, destinado a las mujeres más exquisitas de la ciudad.

En 1999, le invitaron a mostrar sus creaciones en Alta Roma-Alta Moda, un escaparate internacional, donde exhibió una colección con cortes sinuosos y soberbias siluetas. Sólo necesitó dos años más para llegar a la meca de la alta costura, París, ciudad que le brindó la oportunidad de mostrar su talento al mundo con la colección Espíritu libre.

``Desde que era pequeño solía imaginar diseños para mis clientes imaginarios. Siempre me ha gustado trabajar en el mundo del lujo y del diseño... Y como mi país es conocido por su belleza natural, esa experiencia me hizo llegar al mundo de la alta costura'', ha comentado Murad.

Speak Up!