La moda de Mayda Cisneros

 

Mayda Cisneros siempre está en busca de nuevos talentos que traigan a su tienda en Coral Gables un aire fresco e inusual.

mayda
Mayda Cisneros trajo al desfile In the pink fashion link algunas de sus piezas en ricos tejidos como satén, organza y encajes.
 

Ivonne Gómez

Mayda Cisneros siempre está en busca de nuevos talentos que traigan a su tienda en Coral Gables un aire fresco e inusual.

"Es un concepto tomado de la tienda Henry Bendel, en Nueva York, donde empecé. Me gusta compartir mi espacio con el talento de diseñadores nuevos, que aún no cuentan con todo el poder de mercadeo, pero que crean cosas diferentes incluso de manera un poco artesanal y única'', describe.

Ese mismo concepto lo aplicó en la selección de 100 piezas del desfile In the Pink Fashion Link, que se celebró en Jungle Island, durante el almuerzo de beneficencia de Cancer Link.

Reconocida por sus telas exquisitas, Cisneros llevó a la pasarela una selección para la noche, lograda en charmeuses satinados, organzas y encajes. Algunas modelos se ciñen con cinturones de rutilantes hebillas en Swarovski.

"Diseñé una colección para todas las edades y gustos, desde las jovencitas que les gusta el blink blink o brillo, hasta las mujeres que prefieren lo sobrio y lo sofisticado'', describe la diseñadora cubana.

Otras de piezas forman parte de su colección Origami, en la que el arte de doblar el papel lo traduce al tul.

Cisneros compartió la pasarela con dos diseñadores de la India, Manisha Pathell y Manish Arora, y tres nuevos talentos hispanos: la cubana Fabiola Arias, la panameña Michelle Nassar y la española Patricia Gómez Gracia.

A sus 22 años, Fabiola Arias viene de un exitoso debut en la Semana de la Moda de Nueva York, donde además fue una de las cuatro diseñadoras elegidas para participar en la segunda versión anual del Shinmai Creator's Project. La distinción le abrió las puertas a la Japan Fashion Week 2010, en Tokyo, donde en marzo del año entrante presentará una colección de 20 piezas para el otoño.

Al desfile de Miami, Arias, radicada en Nueva York, trajo Orishas, una colección de 12 vestidos inspirados en las deidades afrocubanas, en la cual los colores guardan toda una simbología.

``Un traje en rojo simboliza a Elegguá, la deidad que abre los caminos; uno dorado es Ochún, la seducción de la miel; Changó es pasión y está también representada en un traje en rojo. Yemayá viene en blanco y azul por ser la diosa del mar...'', explica.

Arias trabaja una selección de chiffons, organzas y encajes, que mezcla con hilos de gamuza, raffia y soga con la visión que le brindan sus otras disciplinas como pintora y escultora.

"Las recorto, las superpongo y creo collages; me gusta usar telas simples para trabajarlas y lograr mis propias texturas'', describe la diseñadora, que definió su propio estilo desde que estudiaba en Parsons The New School for Design en Nueva York.

Arias, además, fue una de las diseñadoras invitadas al desfile Magia de la moda, presentado por la revista Vanidades, en el Bass Museum of Art, en Miami Beach, durante la celebración del Funkshion Fashion Week.

Para Michelle Nassar algunos de sus diseños parten del pasado, con telas vintage, que restaura y les da nueva vida en modernos vestidos.

"Las telas antiguas son inigualables, ya no se trabaja ese tipo de encajes y bordados a mano'', dice Nassar, de 32 años, quien reside en Miami.

Graduada en diseño de moda en Miami International University of Art and Design, Nassar ofrece dos líneas: Michelle Nassar y Michelle Nassar Vintage Collection. Sus creaciones han sido usadas por personalidades como Giselle Blondet, Tracy Mourning, Edna Schmidt y Edith González y han estado en las alfombras rojas de los Latin Billboard Awards, Premios Juventud y Premios Lo Nuestro.

Recientemente, Nassar ganó una beca del Marangoni Institute, en Milán, como reconocimiento al haber sido nombrada la diseñadora más innovadora en Panamá.

Contemporánea y vanguardista, Patricia Gómez Gracia, de 28 años y radicada en Londres, no tiene inconveniente en combinar un delicado vestido de chiffon con una chaqueta de motociclista. Es el contraste de lo femenino con el acento del rock and roll.

Esas combinaciones inusuales se reflejan también en detalles, como los bordados de piezas de metal dorado sobre trajes de seda o las texturas recreadas de pequeñas piezas de cuero recortado adornadas con perlas.

Speak Up!