La moda de Eva Savahl

 

En su taller en el noroeste de Miami, como todas sus empleadas, Ema Koja usa un delantal con el logo de Ema Savahl Couture.

ema.jpg

En su taller en el noroeste de Miami, como todas sus empleadas, Ema Koja usa un delantal con el logo de Ema Savahl Couture, provisto de bolsillos para tijeras, lápices y otros instrumentos de costura.

La diseñadora desarrolla su trabajo entre su oficina y el amplio salón provisto de largas mesas donde pintoras colorean a mano las sedas colocadas en bastidores y las costureras cortan y cosen.

A cada una de las telas que usa en sus diseños, Koja les imprime un carácter único. Ella crea bocetos de flores, figuras geométricas y otros motivos que se trazan sobre los tejidos y luego se pintan con colores liquídos, como si se tratara de lienzos.

``Esta idea la desarrollé de ver a mi hijo pintando y la patenté'', dice.

Las telas ya trabajadas se someten a un proceso de calor que hace que las pinturas se inflen y tomen la apariencia de intrincados bordados. Koja las acentúa con el brillo de las piedras Swarovski, encajes y tules y a partir de ahí crea exclusivos modelos que celebridades como Paris Hilton, Beyoncé, Thalía, Paula Abdul, Tyra Banks, Daisy Fuentes y Sofía Vergara, entre otras, han elegido para grandes ocasiones.

``Me sorprendo cuando descubro celebridades en las revistas con mis modelos; no mandamos la ropa para ver si ellas la eligen para alguna de sus presentaciones, vengo de una cultura donde no se hace este tipo de promoción, ellas han descubierto los vestidos en las tiendas'', afirma Koja, nacida en Albania.

La diseñadora creó la colección especial, When Art Becomes Wearable, que exhibió recientemente en el Mia Ultra Lounge, en el downtown de Miami, durante la celebración de Art Basel.

La infancia de Koja transcurrió en un ambiente de modistas, diseñadores y deportistas.

``Mís tías diseñaban y cosían y mi madre siempre estaba al tanto de la moda'', cuenta la diseñadora que decidió nombrar su firma con la combinación de su nombre, el de su hermana y el de su mamá.

No obstante, primero se destacó como jugadora profesional de voléibol en Europa y posteriormente se radicó en Italia. Allí tuvo oportunidad de trabajar para Blumarine como modelo de tallas y aprendió de la rutina creativa de un taller de alta costura.

Cuando vino a Miami, hace más de 12 años, Koja empezó por trabajar en Beatnix, una tienda de ropa vintage frecuentada por figuras del espectá*****.

``En la tienda, cosía y transformaba los vestidos vintage en una versión moderna; los poníamos en la vitrina y se convertían en una sensación'', recuerda.

Finalmente, la diseñadora lanzó su sello, Ema Savahl Couture, y abrió su taller, donde hoy trabajan cerca de 29 personas durante las semanas en que se produce cada colección.

En otra sección de su taller, se empacan las cajas con sus creaciones que viajan a boutiques de otras ciudades de Estados Unidos, a Londres, París, Dubai, Cannes y Ciudad de Mexico, entre otras.

``Diseño pensando en mí, soy una persona atlética y considero que hay que destacar los atributos del cuerpo'', dice.

La colección de Ema Savahl Couture incluye modelos para la noche y ocasiones especiales que empiezan en los $380 y llegan a los $5,000. En Miami, su ropa está en boutiques como Barucci en La Playa.

Más información en www.emasavahl.com

Speak Up!