La Bodeguita del Medio

 

La Bodeguita del Medio remite a la Cuba del ron, los ritmos excitantes y la buena mesa.

Bodeguita del Medio
Una bailarina se divierte. Foto: Angela Toro
 

Por Arturo Arias Polo

El nombre de La Bodeguita del Medio remite a la Cuba del ron, los ritmos excitantes y la buena mesa. Cuando apareció en el mapa de La Habana de los años 40 nadie imaginó que daría la vuelta al mundo y se convertiría en motivo de interminables querellas. Después de varios pleitos y omisiones de letras --al extremo de identificarse como La B. del M. durante una época--, finalmente el cartel del restaurante cubano aparece completo en pleno corazón de Coral Way gracias a la gestión de Joseph Maya, su dueño, un empresario de 36 años nacido en Boston de padres cubanos.

''Quería tener aquí el restaurante más famoso de Cuba y hacerle un regalo a los cubanos de Miami'', comenta minutos después de que se abriera el portón principal. Luego cuenta que dos años después de visitar La Bodeguita original habanera en el 2001, le compró los derechos del nombre a Michael Ekwall, que lo tenía registrado en Estados Unidos desde 1997 y es propietario de la versión californiana ubicada en Palo Alto.

''Yo tengo una marca americana. Compré los derechos de la Florida'', dice satisfecho mientras observa cómo baila la gente al son del Babalú de Jorge Moreno. Una vez finalizada la parte legal, Maya mandó a construir un edificio de dos plantas al costo de $7 millones con capacidad para 200 personas, donde se pueden degustar platos típicos cubanos, fumar un puro, beber un mojito y ``echar un pie''.

La estancia incluye dos barras, cuatro áreas para cenar, cocina, salón VIP, vitrinas con marcas prestigiosas de tabaco y un escenario destinado a espectáculos en vivo. La decoración ecléctica de Dionne Mahe-Setién, la esposa de Maya, dista mucho de la sencillez de La Bodeguita original. En la versión miamense se combinan los vitrales diseñados por el argentino Francisco Da Silva, de Art Glass USA, con pisos de cerámica tradicional cubana, palmas dátiles, lámparas de lágrimas, cortinas victorianas y fotos de La Habana Vieja.

La noche de la inauguración, el sitio se llenó de curiosos, celebridades locales y un ejército de fotógrafos a la caza de novedades. En los altos, Marybel Rodríguez, la presentadora del noticiero del Canal 4 los fines de semana, paladeaba un mojito junto a su esposo, Albert, servido por una camarera ataviada como Marylin Monroe (¿por qué no vestida de rumbera?). ''Esto es espectacular!'', dijo Marybel, ''ya era hora de que hubiera un lugar como éste''. Muy cerca de ella, Héctor Martínez y su señora, Yolanda, contemplan los cuerpos pintados de las modelos emplumadas entre el sube y baja del público.

Martínez, de 77 años, es sobrino de Angel, el fundador de La Bodeguita habanera de la calle Empedrado 207. Como si fuera ayer, recuerda el 22 de marzo de 1942, fecha de su apertura y las visitas de Ernest Hemingway, Nat King Cole, Sarita Montiel y una lista interminable de famosos que pasaron por el restaurante de su tío. Luego explica que cuando Joseph Maya lo llamó para que fuera su asistente, no vaciló en sumarse a la aventura y salir de su retiro, después de haber trabajado durante 22 años en el giro gastronómico con Valls Entreprises.

El alcalde Manny Díaz y su entourage se abren paso entre la rumba para subir a la planta alta. Temprano en la noche, el político cortó la cinta junto a Mariela Encarnación, la presentadora de Mega TV, en su papel de maestra de ceremonias. ''Me gusta mucho el ambiente'', afirma, ante la mirada del fashionista Vladimir Gómez, su colega del canal, negado a probar las croqueticas de bacalao y las mariquitas que le ofrecen, con tal de respetar su dieta rigurosa. ''La música es buenísima'', suspira, señalando a los DJ Capote y Calderón, empeñados en llenar los recesos de Jorge Moreno con houses y temas afrocubanos.

Al final de la noche, las modelos de Gabriella Arango Couture invadieron la tarima con un desfile de atuendos tropicales para exaltar la cubanía. En los próximos meses, el sabor de la isla estará representado por Albita, Malena Burke, el conjunto de Norberto y Marisela y otras figuras cubanas. La Bodeguita de Coral Way promete muchas sorpresas.

La Bodeguita del Medio, 3138 Coral Way, (305) 441-7016, abierta al público todos los días de la semana desde las 11 a.m. hasta que se vaya el último cliente.

Speak Up!