Kim Kardashian

 

Boda negocio con basquetbolista

MIAMI2.jpg

SANDY COHEN - The Associated Press

Se podría llamar la monetización del matrimonio. Kim Kardashian y Kris Humphries se casarán el sábado en una ceremonia hecha para la televisión que será una celebración fastuosa del amor, la devoción y la promoción de productos.

La belleza de los reality shows y su novio basquetbolista profesional se casarán en una finca en el exclusivo balneario de Montecito, cerca de Santa Bárbara, California. El lugar exacto es un secreto celosamente guardado, pero todo lo demás -el diseñador del vestido, el pastel, las tarjetas, la mesa de regalos, el perfume Kardashian- han sido exaltados hasta que la muerte nos separe en páginas de internet de celebridades, programas de farándula y el blog y la cuenta de Kardashian en Twitter.

Con todo, "¡habrá tantas sorpresas!", se entusiasmó Kim Kardashian en una fiesta de lanzamiento de su nueva línea de ropa, Kardashian Kollection, días antes de la boda. "Creo que será tan divertido. De veras, no veo la hora de que llegue la boda".

Kardashian exaltó el profundo amor y la compatibilidad que la une a Humphreys, jugador de los Nets de la NBA. "Tenemos un sistema de equilibrio realmente bueno", dijo, para enfocarlo seguidamente en su línea de ropa. "Me deja tranquila y me da espacio cuando necesito diseñar y aprobar el calzado y la ropa y todo. Tenemos una buena conexión".

Serán las segundas nupcias de Kardashian (su primer marido fue el productor musical Damon Thomas, de 2000 a 2004) y las primeras de Humphries.

Se ha hablado mucho de las invitaciones, decoradas con cristales negros y enviadas en cajas de plata. Se pidió a los invitados que vistieran de blanco y negro y no revelaran los detalles de la ceremonia. La mesa de regalos en Geary's de Beverly Hills, por un total de 172.000 dólares, incluye una cafetera de 1.650 dólares y cucharas de plata de 1.250 dólares.

La prensa del corazón ha informado sobre cada detalle conocido. Y cuando las hermanas Kardashian dijeron el miércoles que las damas de honor vestirán de verde, lo hicieron en el tono de quien revela un secreto de estado.

Se conjetura que la cuenta total de la boda ascenderá posiblemente a 10 millones de dólares.

Pero semejante gasto sin duda será cubierto por el ramillete de negocios en curso.

La ceremonia y los preliminares serán filmados para un programa especial en E!, la cadena que transmite "Keeping Up with the Kardashians" y sus derivados, "Khloe & Lamar", "Kourtney and Khloe Take Miami" y "Kourtney and Kim Take New York".

Además, tiene un contrato exclusivo con una revista (se dice que es People) para las fotos y detalles exclusivos de la boda, incluida la lista de invitados. Asimismo, hay un perfume de edición limitada, Kim Kardashian's Love, que se vende a 100 dólares el frasco.

Kardashian actualiza constantemente su página de internet (5 millones de visitas por mes) y su cuenta en Twitter (9 millones de seguidores) acerca de los preparativos para la boda, que incluyen ejercicios con el entrenador de las estrellas Gunnar Peterson, pruebas del vestido con la diseñadora Vera Wang y discusiones con el diseñador de las invitaciones, la empresa Lehr & Black.

Kim Kardashian "es la marca, y la gente que la acompaña toman las decisiones comerciales", dijo el especialista en mercadeo Ryan Schinman. "En parte es suerte, en parte es reconocer la oportunidad y en parte es saber hacer negocios".

Kardashian le dio el "sí" a todo eso hace ya varios años.

Speak Up!